Ciclistas atropellados

Tragedia de la Huasteca: “bandera de unos cuantos”

Invasivos

Luis Manuel Garza | lugarza@lmgabogados.com | Editoriales | ElNorte.com
  • Hace 30 años incursioné en el motociclismo enduro y me integré a un grupo de aficionados al mismo deporte.

268_perfilArtNRM Nuestras travesías tenían como destinos lugares tan distantes como Galeana, Real de Catorce o Parras, pero el común denominador era que la mayor parte de los recorridos era por caminos de terracería, con prácticamente nula circulación de vehículos automotores.

Pero también usábamos calles y carreteras para llegar a las rutas rurales, así como para entrar a la ciudad de regreso, teniendo bien claro que los tramos de alto riesgo eran justamente los pavimentados.

El equipo que utilizábamos consistía en casco cerrado, peto para cubrir órganos vitales, faja para los riñones, guantes, coderas, rodilleras y botas enduro.

En los 15 años que practiqué ese deporte nos caímos muchas veces, pero nadie salió jamás lesionado de gravedad, con excepción de aquel primerizo que, calzando botas vaqueras, chocó con un guajolote al entrar a un pueblo y se quebró tibia y peroné en un instante.

Sin embargo, hubo varios incidentes de motofobia de parte de algunos automovilistas que nos hicieron estar alertas de más, como aquel rijoso que en la Carretera Nacional, de noche y con copiosa lluvia, intentó sacarme del camino, echándome encima su carro.

Yo defendí mi lugar echándole la moto encima, corriendo el riesgo de ser embestido, pero afortunadamente a los pocos segundos el tipo se orilló cuando el resto de los del grupo se nos emparejó, golpeando algunos de ellos el auto, en defensa de uno de los suyos.

Después de aquello, y dado el incremento del tráfico vehicular en la Ciudad y carreteras circunvecinas, consciente de que el riesgo de accidente era cada vez mayor, decidí retirarme de ese deporte.

Comparto lo anterior, pues ahora estamos peor que antes en el tema de vialidad.

Esto como consecuencia del desordenado crecimiento de la mancha urbana, del exceso de parque vehicular y de esa pésima costumbre que tenemos la mayoría de los regiomontanos de no querer movernos de lugar, a menos que sea en nuestro propio auto.

Si a eso le agregamos la ausencia total de cultura vial, borrachos al volante y conductores mensajeando (éstos igual de peligrosos que aquéllos), el coctel es de alta peligrosidad, especialmente para los ciclistas.

Porque la única protección que utilizan es un casco de poliuretano que cubre sólo una parte de la cabeza, no apto para aminorar el daño en caso de una embestida con un vehículo automotor.

Por ello, la reciente tragedia de La Huasteca no debe ser usada como bandera de algunos ciclistas para reclamar espacios en una ciudad con la vialidad colapsada.

A partir del trágico incidente, quieren impulsar la causa de unos cuantos, cuando el tema de los conductores ebrios nos afecta a toda la comunidad.

No debaten con ideas ni con propuestas, sino con exigencias y una peligrosa lucha cuerpo a carro, sin que gocen de un mejor derecho para entorpecer el tráfico de las vialidades hechas para automóviles, en perjuicio de los conductores, que sí somos mayoría.

Están desviando el tema y pretenden ser ellos el foco de atención, para que la sociedad detenga sus autos y los deje pasar.

Entonces, las autoridades se ven abrumadas, ceden a presiones menores e inventan proyectos absurdos como la ciclovía de San Pedro, siempre en desuso, destinada al fracaso desde antes de nacer.

O piensan que es buena idea cerrar una avenida de desfogue vehicular como los carriles exprés del Par Vial para que algunos cuantos se diviertan los domingos, pretendiendo emular el exitoso proyecto “San Pedro de Pinta”.

Pero olvidan que el problema es otro.

Debemos eliminar la impunidad para con los conductores ebrios, y así forzar su total erradicación. No hay de otra.

Invasivos

About Agencias y Medios

Información de Agencias Noticiosas y Medios de Comunicación de los cuales se citan los créditos con estricto respeto a los derechos de Autor.

Check Also

Los muralistas han trabajado hombro a hombro con los residentes de Palmitas para pintar de verdes, azules y amarillos las fachadas de las casas y los callejones del barrio.

Pachuca, México: Colectivo de artistas transforma barrios

BBC Palmitas, el barrio mexicano que combate la violencia con colores Artistas y ciudadanos en ...

5 comments

  1. Es vergonzoso que gente tan ignorante y con tan poco criterio como Luis Manuel Garza tenga espacio en una editorial para decir tal cantidad de estupideces. Como se atreve a decir que los ciclistas tienen la culpa de que los asesinen por el hecho de utilizar las carreteras que según el son para uso exclusivo de vehículos motorizados. Las carreteras están hechas para transitarlas y es la obligación de quienes las utilizan respetar a cualquiera que la transite.
    Desgraciadamente vivimos en un país en donde la cultura de ” atropella a quien se te ponga ponga en frente” y “salvese quien pueda” Es parte de la educación de personas como Luis Manuel Garza. Si usted tuviera un poco mas de conocomiento sabría que hay países en donde si es posible cuidar al ciclista aún en las carreteras más transitadas.
    Claro esto es cuestión de cultura . Y la práctica de pasar por encima de cualquiera que se cruza en mi camino es muy común en todos los ámbitos de nuestra sociedad.
    Si por el contrario fuera el respeto lo que se fomentara estoy segura que tendríamos una sociedad completamente diferente.
  2. Y que lástima que tu hayas dejado de hacer lo que a ti te gusta por seguir a la borregada… Hubieras defendido tu causa! Como lo estamos haciendo muchos.
  3. Y para tu información Luis Manuel Garza, unos cuantos son los automovilistas pues representan una mínima parte del total de la población de esta ciudad. La mayoría, a la cual no perteneces seguramente, anda en transporte público, a píe o en bici. Otra vez, patética tu editorial.
  4. Y entonces todas las ciudades en el mundo donde se están destruyendo vialidades para dar paso precisamente a ciclopistas y andadores peatonales? Todas las ciudades en el mundo donde cada vez son mas personas que usan bicicleta en vez de auto? Todas esas ciudades (de primer mundo, no como el rancho en el que vives) están mal? O es que estamos mal nosotros? Pésima editorial, propia de un individuo retrograda que precisamente habita y opina desde y para una sociedad retrograda como la es Monterrey. Que lástima.
  5. Federico Iglesias Ferrara
    Respetable Opinión …pero estoy en TOTAL Y ABSOLUTO DESACUERDO contigo Luis Manuel Garza … Los ciclistas están en todo su derecho de exigir su espacio, así como los peatones y demás personajes del paisaje vial. Existe falta de respeto al peatón, al ciclista, al motociclista, al taxista, al transporte público. No se trata de un oportunismo mezquino a como pintas el legítimo reclamo de la sociedad ciclista. Yo dejé de circular en bicicleta hace ya varios años precisamente por múltiples conatos de homicidio hacia mi persona. Si fuese seguro andar en bicicleta por la ciudad, seguramente sería el medio de transporte más popular en Monterrey: pero no lo es. Es más: caminar tampoco lo es. Rescatemos las calles para el ciclista y el peatón principalmente.

Deja un comentario