Concepción artística del Proyecto del Alcalde Ugo Ruiz
Concepción artística del Proyecto del Alcalde Ugo Ruiz

San Pedro: Una gran vía… ¿buscando la salida?

Nota de Staff Movimet: El prestigiado Analista Económico y Sanpetrino Salvador Kalifa que escribe su columna Visión Económica en el Periodico El Norte, toca el tema de un “proyecto Gran Vía” que ha sido una nota recurrente en la Administración del Alcalde de San Pedro Garza García Ugo Ruiz desde el el 28 de Octubre del 2012 cuando dio a conocer por primera vez, que planeaba introducir un tranvía como la columna vertebral del proyecto denominado San Pedro Gran Vía, que busca incentivar la movilidad sustentable a través de carriles para ciclistas, estacionamientos que sirvan de conexión con el tranvía y banquetas más anchas.

El pasado 7 de Febrero del 2013, es decir 15 meses después, declara que su proyecto “Hay que someterlo a las consideración de los mismos sampetrinos, porque si no tenemos el respaldo, entendimiento y abrazamos todos un proyecto que nos debe aliviar la calidad de vida, no vamos a llegar a gran cosa”. Sin embargo la autoridad municipal arrancó el 5 de enero pasado los estudios en el corredor Vasconcelos-Lázaro Cárdenas, por donde se pretende edificar el nuevo transporte colectivo. Los estudios los realiza la empresa Transconsult, a la que el municipio pagará 5 millones 742 mil 164 pesos, y abarcan trabajos técnicos, análisis socieconómico, de costo-beneficio del proyecto y el monto de la inversión.

La percepción generalizada es de que el proyecto no ha tenido eco en la comunidad y se ve tan distante y tan irrealizable que por el tiempo transcurrido y prácticamente con menos de 20 meses de su administración, las declaraciones demuestran mas bien intenciones de estar buscando una salida decorosa que por cierto se sumaría a la serie de desaciertos en su administración.

=================

Malos y costosos proyectos de Ugo

Por: Salvador Kalifa | VISIÓN ECONÓMICA | El Norte | Negocios 

Las personas se transportan de un lugar a otro para realizar alguna tarea. El transporte, per se, se considera un costo, salvo que sea de carácter recreativo. En la gran mayoría de los casos, sin embargo, es parte del costo de llevar a cabo una actividad.

Entre más tiempo pasen las personas en sus automóviles o en medios colectivos de transporte, mayor es el costo en pérdida de horas hombre. Los gobiernos tratan, por tanto, de mejorar la vialidad para disminuir ese costo social.

La manera tradicional de reducir el tiempo de transporte es la apertura de nuevas vialidades, la ampliación de las existentes y, cuando el tamaño y el congestionamiento de la ciudad lo ameritan, promover medios de transporte colectivo para reducir la presión sobre las vialidades existentes.

Esas inversiones son rentables socialmente cuando su costo directo y en pérdida de horas hombre es menor al beneficio que se obtiene por reducir el tiempo que las personas pasan, de manera improductiva, yendo de un lugar a otro.

Concepción artística del Proyecto del Alcalde Ugo Ruiz
Concepción artística del Proyecto del Alcalde Ugo Ruiz. Pero… ¿Cabe todo eso?

El proyecto “San Pedro Gran Vía“, del alcalde Ugo Ruiz, que contempla una ciclovía y un tranvía, no cumple con la premisa anterior. Una simple evaluación, que en el segundo caso hubiera ahorrado los casi 6 millones de pesos que gastó el municipio en estudiarlo, muestra que sus costos superarán, por mucho, sus posibles beneficios.

Veamos primero la ciclovía. La idea romántica de que “en Bici todos nos vemos mejor”, eleva el costo de transporte y la pérdida de horas hombre, dado que su trazo no implicó la ampliación de las calles y avenidas, sino la reducción de carriles para automóviles y el entorpecimiento del tránsito vehicular.

La ciencia económica desacreditó hace siglos la denominada Ley de Say, que consiste en afirmar que toda oferta crea su propia demanda. Pareciera que el alcalde es víctima de esa teoría obsoleta y falsa.

La ciclovía no va a motivar a los habitantes del municipio a dejar sus automóviles, que los mueven rápido de un lugar a otro, para utilizar ahora bicicletas y aumentar considerablemente su tiempo perdido (costo) en el transporte.

Imagínese una mamá llevando en bicicleta a sus hijos a la escuela, un ejecutivo transportándose a su oficina, y muchas otras personas que en la mente del alcalde estarían, además, dispuestas a desafiar, por gusto, las inclemencias del tiempo en nuestra ciudad.

¿Transporte cotidiano o recreación?
¿Transporte cotidiano o recreación?

Pudiera ser, sin embargo, que se esté pensando en el uso recreativo de la bicicleta. Esto no redime la propuesta. Es a todas luces una tontería habilitar tramos de vialidades normales para el paseo de los ciclistas, ya que el costo social medido por la pérdida de horas hombre supera, con creces, el beneficio que derivan los paseantes de fin de semana en bicicleta.

No pasemos por alto, además, que esa promoción del uso de la bicicleta en el municipio pudiera ocasionar un aumento en los accidentes, al transitar miles de automóviles con, en el mejor de los casos, algunas decenas de ciclistas.

La otra “gran idea”, que ya costó varios millones de pesos, es un tranvía en el corredor Vasconcelos-Lázaro Cárdenas. De nueva cuenta, los costos directos y en pérdida de horas hombre son muy superiores a los beneficios esperados.

Los costos son evidentes. Por un lado, los gastos directos de construcción (miles de millones de pesos) y por el otro la pérdida de decenas de miles de horas hombre por los trastornos viales que ocasionaría el tiempo de construcción, así como por la reducción permanente del número de carriles disponibles en ese corredor.

Hay además, un costo adicional para los vecinos, ya que muchos automovilistas ante la dificultad de transitar en el corredor optarían por hacerlo por calles aledañas.

¿Acaso el alcalde estará pensando que los habitantes del municipio dejarán sus automóviles para ahora transportarse en el tranvía? Me imagino a la gente moviéndose en sus autos para estacionarlos (¿dónde?) cerca de las distintas paradas del tranvía, esperar a que llegue, para después abordarlo e ir a su lugar de destino. El costo para ellos en tiempo perdido sería muy superior al “placer” de viajar en ese medio de transporte.

El beneficio de la obra, por su parte, es extremadamente pequeño y se limita a los ingresos que pueda obtener y a las horas hombre que ahorren las personas que, sin tener otra forma de transportación, consideren más rápido moverse en la dirección que los llevaría el tranvía.

Es evidente, por tanto, que los costos de ambos proyectos serían mucho muy superiores a los beneficios. Está por verse, sin embargo, si el alcalde reconoce que se equivocó y les da marcha atrás, o puede más su ego y nos endilga un par de costosas e inútiles transformaciones viales.

salvadorkalifa@prodigy.net.mx

___________

CONTEXTO

2012 Nov. 05: Básicos de Madrid: La Gran Vía y sus 100 Años

2012 Nov. 03: Madrid, España: La Gran Vía cumplió 100 años

2012 Jun. 19: Proyectos reales, propuestas de verdad para San Pedro

1990 Feb.24: Explican proyecto de Ruta Ciclista

1990 Feb. 22: Promueven carriles ciclistas

1988 Oct. 21: Prioridad Urbana en San Pedro Garza García

 

About Agencias y Medios

Información de Agencias Noticiosas y Medios de Comunicación de los cuales se citan los créditos con estricto respeto a los derechos de Autor.

Check Also

Tren Suburbano Toluca CDMX 5

Sigue adelante Tren Interurbano México – Toluca

Alan Miranda | Industria Ferroviaria Se mantiene vivo El Tren Interurbano México-Toluca, es el único ...

3 comments

  1. Una lástima es que el articulo solo sirva para desprestigiar el Proyecto que el parecer tiene buenas intensiones. Recordemos que la Cd. de Monterrey esta entre las tres ciudades mas contaminadas del país. El autor dice que con la implementación de los ciclocarriles y la puesta en marcha del tranvía se reducirán los carriles para el uso del automóvil, si, si pasará eso pero para ayudar a incentivar el uso de otras alternativas de transporte como lo son los antes mencionados, las mejores ciudades incluyen espacio para todos los actores de la movilidad; peatones, ciclistas, transporte público y en menor medida el automóvil, esto, no por que no se requiera usar el automóvil, sino que, como se dijo, el uso excesivo del automóvil para recorridos tan cortos como ir a la tiendita ayuda a la generación de CO2, congestionamientos viales, mayores tiempos de recorrido.

    En fin, podría escribir más sobre lo benéfico de la inclusión de los actores de la movilidad en una ciudad.

  2. Que lastima que en este articulo se siga marginando al peatón o al posible peatón, desanimandolo a dejar el choche por un transporte rápido libre de trafico.
    • Compartimos la opinión Mayra, las banquetas es el último tema de la lista de las prioridades urbana.
      Gracias por compartir tu comentario.

Deja un comentario