Hacen obras… y las olvidan

El Norte / Locales / Entrevista
Por: Osvaldo Robles

La cultura del mantenimiento en las obras públicas es letra muerta en Nuevo León.

Tan pronto como son inauguradas, construcciones hechas por los tres niveles de Gobierno entran al túnel del abandono al no recibir los trabajos necesarios o adecuados para su conservación, lo que las convierte en riesgos urbanos y bombas de tiempo.

Expertos señalaron que, al no existir una cultura en el mantenimiento ni leyes o reglamentos que obliguen a las autoridades a tomar cuidados, el deterioro de las obras se acelera y crece el riesgo de que sufran graves daños.

“Lo que se vive en la práctica en la Ciudad, y que es aplicable en todo el País, es que no hay una cultura de prevención y de mantenimiento correctivo (de las obras)”, señaló Jorge Longoria, ex Secretario de Desarrollo Urbano de Monterrey.

“Lo que hace la gente es solamente atender las situaciones de emergencia que se presentaron…, pero lo que es el mantenimiento preventivo no existe”.

El resultado de este olvido está a la vista.

En La Huasteca, la Cortina Rompepicos muestra afectaciones, principalmente en el techo del túnel por donde se desfogó el agua del huracán “Alex”, que azotó al Estado en julio del año pasado.

Además, en la obra, inaugurada en el 2004, se observan algunas grietas y desprendimientos en un muro de contención.

Otro ejemplo es el Puente Atirantado, estrenado en septiembre del 2003, que luce con sus tirantes manchados y con grafiti en sus pasos peatonales interiores, aunque sin aparentes daños estructurales.

Longoria aseguró que ahí son necesarios trabajos de mantenimiento.

No obstante, antes de su inauguración, se dijo que éstos no serían requeridos.

“El mantenimiento (a la obra) será cero de cero, salvo la barrida, la trapeada y la pintura…, pero nada de prolongación ni de estiramiento de cables”, aseguró Óscar Bulnes, entonces Secretario de Desarrollo Urbano del Estado, el 21 de agosto del 2003, un mes antes de la inauguración.

Un caso más es el Túnel de la Loma Larga, que presenta filtraciones de agua y sus paredes ya exhiben daños.

A estos ejemplos se suman los taludes del Río Santa Catarina.

Los trabajos, realizados en 1994, son otro claro ejemplo de la falta de mantenimiento, ya que no resistieron la crecida del cauce durante “Alex” y hay tramos con daños, como los que están a la altura de Gonzalitos.

La Presa La Boca, en Santiago, también esconde un grave deterioro: su azolve, ya que “Alex” le quitó profundidad a la desembocadura del Arroyo La Chueca.

Aunque son obras de menor tamaño, puentes y jorobas del área metropolitana también evidencian la falta de mantenimiento.

“Hay muchas obras que se pueden convertir en riesgos urbanos porque no se les da mantenimiento”, advirtió Sergio Joel Vargas, ex delegado de la SCT en Nuevo León.

“No hay cultura (de mantenimiento). La pelota se la avientan los Municipios y el Gobierno del Estado y el Gobierno federal”, añadió.

Entre la infraestructura que presenta un visible deterioro destacan los puentes ubicados sobre el Río Santa Catarina.

Uno de ellos es el Félix U. Gómez, que apenas está en reparación, así como los de Pino Suárez y Cuauhtémoc.

En Guadalupe tienen daños el Corregidora y el Azteca, cuyas gazas que conectan con el Bulevar Miguel de la Madrid están deterioradas.

En los últimos seis años, en el área metropolitana se han colapsado tres puentes, dos de ellos por una evidente falta de conservación.

Uno de ellos es el reportado la madrugada del 26 de septiembre del 2009.

Con apenas seis años de operación, el puente vehicular ubicado en Rangel Frías y Lincoln se colapsó por fallas en su construcción.

En agosto del 2006, la joroba de la Avenida Universidad, en San Nicolás, tuvo que ser demolida por problemas estructurales.

El otro caso es el del Puente Guadalupe que, a 36 años de haber sido construido, se colapsó parcialmente el 21 de julio del 2005 durante el huracán “Emily”, por lo que debió demolerse.

La construcción del actual costó 139 millones de pesos.

About Jorge Longoria

Analista Urbano y experto en Planeación Estratégica de Ciudad. Su experiencia en el ámbito urbano datan desde 1981 y se desempeña como Analista, Planificador y Consultor Urbano, además de dictar Conferencias en diversos Foros y agrupaciones profesionales. estudiantiles y organizaciones ciudadanas. Twitter: @JorgeLongoria

Check Also

Pluvial Mty 3

Drenaje Pluvial: Evidencia de carencia es real

Iram Hernández | ElHorizonte.mx Llegó la lluvia… pero faltan los pluviales Encharcamientos, inundaciones, pérdidas materiales ...

Deja un comentario