Abundan en el Centro ‘manzanas’ podridas

El Norte/Bienes Raices/Reportaje

Por Rafael Garza

Los edificios abandonados son como las manzanas podridas: no se deterioran solas, sino que dañan a las que se encuentran a sus lados.

Según expertos valuadores, una propiedad abandonada sufre un deterioro mayor que cuando se utiliza.

Eliseo Vargas López, presidente del Colegio de Valuadores de Nuevo León, dice que un inmueble abandonado puede perder hasta la totalidad de su valor, en cuanto a la edificación se refiere.

Además, este deterioro afecta a las propiedades aledañas, devaluando el costo de los inmuebles en toda la zona.

“Vivir a un lado o frente de una propiedad abandonada repercute en la imagen y su valor entre un 20 y un 30 por ciento, dependiendo del grado de deterioro que presenten”, señala Vargas López.

Por su parte, Xavier Galindo Ruiz, ex presidente de la Asociación de Valuadores de Nuevo León, indica que por el deterioro natural de las propiedades, éstas se vuelven inseguras y no deseables para comprar o rentar.

Jorge Longoria Treviño, Secretario de Desarrollo Urbano y Ecología de Monterrey, informa que sólo en el primer cuadro de Monterrey existen 481 edificios abandonados.

“De los inmuebles abandonados, 5 son edificios de patrimonio histórico catalogados por el INAH”, señala.

Héctor Jaime Treviño, delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia, INAH, dice que una de las causas de que los edificios estén abandonados es porque están intestados y los propietarios no quieren arreglar el problema.

Señala que la gente tiene la idea de que el INAH cuida casas viejas y evita que sean intervenidas.

“No nos oponemos a que se haga alguna modificación de los edificios protegidos”, expresa.

Jorge Piña Loredo, director de la Cámara de Propietarios de Bienes Raíces de Nuevo León, consideró que si alguien anda promoviendo una propiedad o un terreno para comercio u oficina, en una zona donde se encuentran edificios abandonados, difícilmente lo va a rentar.

Vargas López, del Colegio de Valuadores, señala que, además de la imagen y la pérdida de valor, el riesgo de las casas abandonadas es que se pueden colapsar, ya que son muy antiguas.

“Uno de los principales deterioros”, afirma, “es en la estructura”.

Agrega que en temporada de lluvia se presentan derrumbes provocados por la humedad.

Longoria Treviño menciona que para evitar el abandono de los inmuebles se harán modificaciones a los reglamentos que se incluirán en el Plan Parcial del Centro de Monterrey.

El Infonavit, por su parte, hace una campaña para recuperar casas que, por incumplimiento de pago o por no existir razón jurídica de la propiedad, se encuentran abandonadas.

 

 

Un panorama desolador

About Jorge Longoria

Analista Urbano y experto en Planeación Estratégica de Ciudad. Su experiencia en el ámbito urbano datan desde 1981 y se desempeña como Analista, Planificador y Consultor Urbano, además de dictar Conferencias en diversos Foros y agrupaciones profesionales. estudiantiles y organizaciones ciudadanas. Twitter: @JorgeLongoria

Check Also

La intención con KAEC es crear un puerto moderno que evite utilizar a Dubai como centro marítimo del país.

Arabia Saudita construye una nueva megaciudad: KAEC

Sylvia Smith | BBC | Arabia Saudita La increíble ciudad que está construyendo Arabia Saudita en ...

Deja un comentario