Problemas y soluciones en tiempos de crisis

El Norte / Locales / Pulso Urbano

Por Jorge Longoria

Ante una crisis galopante que demanda la unión de esfuerzos y el ingenio de talentos, pareciera que la única estrategia “técnica y táctica” concertada por los contendientes políticos para distraernos de los graves problemas económicos que padece la sociedad en general, es la ríspida, agria, desgastante y fastidiosa pugna partidista que se enjuagan los diputados en el Congreso estatal, mismo que ya ha llegado al cabildo regiomontano, y a fuerza de ser honestos, esto ya resulta tremendamente decepcionante.

En cambio, la ciudad sigue su rumbo (?) enfrentando cada día mayores retos. Sin embargo la falta de recursos económicos y la distracción de recursos mentales en pleitos partidistas está sumiendo a la Ciudad en agudos conflictos de imagen y operación.

Ciertamente el gasto corriente apenas es cubierto, lo que imposibilita el emprender nuevos proyectos y mucho menos obras espectaculares, pero esto no obsta por buscar soluciones prácticas.

Existen opciones y alternativas de bajo costo y de resultados prácticos y tangibles que se pueden implementar teniendo como base el conocimiento de la problemática y la factibilidad de solución vista desde otro ángulo.

Para ejemplo de lo anterior, encontramos en nuestra Ciudad capital dos casos extremos en donde en uno de ellos se dio el exceso de solución y en el otro el defecto de planeación.

SOLUCION SOBRADA

El primer caso (exceso de solución) lo constituye la avenida Cuauhtémoc, que posterior a los trabajos de la construcción de la línea Dos del Metro fue “remodelada” por la Secretaría de Desarrollo Urbano del Estado.

Habiendo sido sometida a concurso para seleccionar “el mejor” proyecto urbano, la solución se vio entrampada por una serie de propuestas y resoluciones que se alejan de estándares de operación, seguridad, imagen y servicio que la han convertido en una avenida venida a menos.

Los problemas los encabeza la decisión de la colocación de los muretes divisorios o barreras de concreto, que son mas propios de autopistas de doble sentido vial que para separar carriles de baja y alta velocidad como es el caso de la avenida Cuauhtémoc.

Los problemas que se hacen patentes en esta avenida son los siguientes:

  • Barreras divisorias asimétricas. Colocadas en un carril que divide los carriles principales de los secundarios, estas barreras en una cuadra aparecen del lado izquierdo y en la siguiente del contrario.
  • Barreras divisorias muy altas. La función de división de carriles es además impráctica de obstrucción visual ya que impiden al conductor de automóviles alcanzar a ver al carril de intercambio.
  • Alineamiento confuso. La asimetría de las barreras, provoca desconcierto al automovilista lo que ha ocasionado múltiples accidentes de encontronazo con los muertes.
  • Falta de zonas peatonales. La pausa peatonal o camellón de resguardo para el peatón que cruza la avenida no existe, ya que la barrera de concreto descansa sobre el pavimento y sólo resguarda al automóvil en el carril de intercambio.
  • Acumulamiento de basura. Las barreras provocan que el viento acumule basura junto y debajo de sus “patas’ de apoyo.
  • Falta de estandarización. A lo largo de la avenida desde Constitución hasta Colón, existen varios criterios de sección y diseño de la avenida. Para el caso del carril de intercambio, encontramos: Barrera simple, doble barrera, división con pintura, etc.

SOLUCION DEMANDADA

El segundo caso lo constituye la peligrosa avenida Rogelio Cantú, antes Balcones de Monterrey, que formará parte del Anillo Vial Metropolitano y que actualmente interconecta a la avenida Aarón Sáenz con Paseo de La Victoria.

Esta avenida por su pendiente, su alta (SNM) y excesivas curvas, es además invadida por bancos de niebla que complican su visibilidad.

Algunos de los accidentes trágicos registrados se repiten por:

Choques frontales. Encontronazos por falta de barrera divisoria y protectora.

Derrapes. La excesiva pendiente y lo liso del pavimento provoca que ante la mas mínima llovizna los vehículos no respondan al frenado.

Desbarrancos. Como consecuencia de algunos derrapes, y ante las débiles guardas o barreras metálicas en las curvas, ha provocado que los vehículos caigan al vacío.

Altas velocidades: La excesiva pendiente y la falta de señalamiento o elementos que adviertan sobre el frenado, termina en falta de control de vehículo y su estrellamiento posterior.

Afortunadamente aún no registra tráfico peatonal, salvo amantes del deporte y ciclistas deportivos, sin embargo el riesgo de accidentes es latente.

DOS POR UNO

Como se puede deducir, de los dos problemas en donde uno es por exceso y otro por defecto, con una sola acción se pueden dar dos soluciones.

– Esta consiste en trasladar la barrera de concreto de la avenida Cuauhtémoc que totaliza poco más de un metro cinco kilómetros a la avenida Balcones de Monterrey, que aunque su longitud es mayor con, al menos cubre perfectamente la extensión de la zona de curvas.

Estoy seguro que el Alcalde Jesús Hinojosa Tijerina sabrá encontrar el costeo necesario para que en el caso del exceso (avenida Cuauhtémoc) en lugar de las barreras de concreto se substituya por un camellón o jardineras que a la vez salvaguardan al peatón.

Mientras que en el caso por defecto (Balcones de Monterrey) en donde el reclamo por una barrera divisoria es latente, y los recursos escasos, se aliviaría al menos los constantes estrellamientos de frente así como los desbarrancos al colocar estratégicamente la mudada barrera de concreto, con la consecuencia que se evitarían accidentes fatales por esta carencia.

La solución en tiempos de crisis está dada y al 2 x 1. Falta la respuesta que prácticamente consiste en rentar una grúa

About Jorge Longoria

Analista Urbano y experto en Planeación Estratégica de Ciudad. Su experiencia en el ámbito urbano datan desde 1981 y se desempeña como Analista, Planificador y Consultor Urbano, además de dictar Conferencias en diversos Foros y agrupaciones profesionales. estudiantiles y organizaciones ciudadanas. Twitter: @JorgeLongoria

Check Also

Fashion Drive 1

Fashion Drive: “Preocupa la parcialidad de la autoridad”

Víctor Gómez @vic_gr | Publimetro Monterrey Análisis de Jorge Longoria, urbanista:  Lo que esto manifiesta es ...

Deja un comentario