Foros: Forma y fondo

El Norte / Locales / Pulso Urbano

Por: Jorge Longoria

En Nuevo León se están llevando a cabo una serie de Foros de Consulta Nacional y dentro de esa cruzada, nuestro Estado resultó ser designado, como para muchos otros, sede de la Reunión Regional del Foro de Consulta Popular sobre desarrollourbano y vivienda.

Nueve estados norteños fueron convocados para que en un día se discutiera y propusiera en cuatro talleres lo que se debe de considerar para la planeación, gestión, orientación y promoción tanto de las reservas territoriales como de su infraestructura y equipamiento, claro, sin pasar por alto además los conceptos sobre la operación municipal y los centros de población.

Debo de confesar que fui invitado (entre varias decenas más) a presentar una ponencia sobre el tema. Confieso además que preparé la misma y confirmé mi asistencia, sin embargo, tratando de ser honesto conmigo mismo, al estarla concluyendo mi reflexión me llevó al análisis en si sobre el foro por lo que desistí de mi asistencia, misma que dudo se haya notado.

Cuando conocí la información de los talleres en esta Reunión Regional, en particular me llamó`o la atención el tema a tratar en el taller uno sobre “planeación y gestión del desarrollo urbano sustentable”.

Aquí empieza mi conflicto. Entiendo el concepto de la planeación del desarrollo urbano y que este debe ser sustentable, pero tratar de entender gestión con sustento dentro de un foro federal me suena más a condición de aprobación que a deseo de aportación.

Estando así las cosas, me resulta altamente preocupante el que sigamos confundiendo y reemplazando la interpretación y el sentido de un presupuesto subsidiario por uno de subsistencia.

En Nuevo León, en la gran mayoría de los municipios, por no decir que todos, se llega a niveles de inacción por falta de fondos presupuestales.

Estoy cierto de que vivimos frente a una auténtica paradoja urbana. Por un lado tenemos una muy alta concentración poblacional en reducidas zonas centralizadoras y por otro lado ignoramos nuestras grandes extensiones territoriales estatales.

Esto, que evidentemente no es exclusivo de nuestra región, si es al menos fiel reflejo de lo que se ha dado como norma y política centralizadora de una bien organizada disposición federal.

Frente a esta situación, de hecho, surge un paradigma. Las ciudades urbanas son altamente concentradoras de recursos financieros (por cierto sumamente escasos) y las zonas rurales son altamente demandantes de apoyos sociales y económicos.

En nuestras ciudades se observan tendencias cada día más marcadas de un alto hacinamiento poblacional. En contraparte observamos que en las rurales se acrecienta la migración de sus pobladores en busca de oportunidades de desarrollo.

Ante esta situación, traté de fundamentar el marco de referencia para mi propuesta sobre lo que considero es una urgente implantación de la administración urbana profesional.

Partí del hecho de que México es un País con una alta concentración humana en donde más de 72 % de su población que se estima actualmente superior a los 90 millones de mexicanos, reside en ciudades urbanas, por lo que me obligué a la búsqueda de las localidades concentradoras.

La información sobre el territorio nacional registra 2 mil 402 municipio, mismos que se incluyen en el registro de 156 mil 602 localidades poblacionales.

De estas, 2 mil 586 se consideran urbanas y 154 mil 16 son netamente rurales e indígenas. esto es, en tan solo el 1.65 % de las localidades nacionales se concentran casi tres cuartas partes de la población nacional.

Pero si estas cifras resultan espectaculares, permítanme destacar que las ciudades con más de 100 mil habitantes tan solo suman 128 y en ellas se concentra el 45 % de la población nacional.

Reflejado esto porcentualmente, la cifra se reduce tan solo al sorprendente resultado de 0.08 % de la totalidad de las localidades que absorben y concentran prácticamente a la mitad de la población nacional.

Con este antecedente demográfico y tratando de regionalizar mi punto de vista, obtengo que dentro de los nueve estados que han sido convocados a esta reunión, localizamos (según cifras del INEGI de 1990) 37 poblaciones con más de 100 mil habitantes.

Así tenemos que Baja California cuenta con tres ciudades de más de 100 mil habitantes, Baja California Sur, con una; Chihuahua, con cuatro; Coahuila, también con cuatro; Durango, con dos; Nuevo León, con seis; Sinaloa, con cinco; Sonora, con seis, y Tamaulipas, con siete.

Estas 37 poblaciones representadas en esta reunión regional concentran a prácticamente en números absolutos a 12 millones de habitantes, es decir, en términos relativos al 14.60 % de la población nacional del ’90.

En contraste, territorialmente hablando, los nueve estados representan más de 1 millón de kilómetros cuadrados, es decir, más del 53 % del territorio nacional.

Si nos ateniéramos a estas cifras, podríamos pensar que más de la mitad del territorio nacional es consultado en una jornada y en términos poblacionales esta opinión regional, si acaso, tan solo llega a representar un 15 %.

Frente a este concluyente panorama, caí en cuenta de que el fondo de los foros son de forma simple y por demás vejatoria, no me convenció la idea de que en un día se consultaría a la mitad del País. Ante esto, mi opinión es que está por demás esperar una conclusión en donde la participación se resumió en la regionalización. ¿Usted que opina

About Jorge Longoria

Analista Urbano y experto en Planeación Estratégica de Ciudad. Su experiencia en el ámbito urbano datan desde 1981 y se desempeña como Analista, Planificador y Consultor Urbano, además de dictar Conferencias en diversos Foros y agrupaciones profesionales. estudiantiles y organizaciones ciudadanas. Twitter: @JorgeLongoria

Check Also

Fashion Drive 1

Fashion Drive: “Preocupa la parcialidad de la autoridad”

Víctor Gómez @vic_gr | Publimetro Monterrey Análisis de Jorge Longoria, urbanista:  Lo que esto manifiesta es ...

Deja un comentario