En la mira de todos, en los ojos de nadie

El Norte | Locales | Pulso Urbano

Por: Jorge Longoria

Merece Santiago ser metropolitano

El área metropolitana de Monterrey por decreto del Plan Director de Desarrollo Urbano 1988-2010, está conformada por 9 municipios que de alguna u otra forma comparten y reparten similitud de problemáticas y situaciones.

Es común denominador en todos ellos; el crecimiento desordenado, los conflictos del uso del suelo, deficiente vialidad, contaminación, hacinamiento, pugnas vecinales y su colindancia física con la ciudad capital de Monterrey, salvo en esto último, dos extremas excepciones: Los municipios de García y Juárez.

De los nueve, siete municipios, Apodaca, San Nicolás de los Garza, San Pedro Garza García, Guadalupe, Santa Catarina y hasta Escobedo colindan territorialmente con Monterrey, ya que por si usted lo desconocía, el Municipio de Escobedo comparte el cerro del Topo Chico con el sector norponiente de Monterrey por los rumbos de San Bernabé.

DECRETO EXCEPCIONAL

De los dos municipios metropolitanos no colindantes físicamente, el municipio de García, localizado en el extremo poniente, si bien pasa prácticamente desapercibido hasta para la prensa, (salvo que existan disturbios políticos), sucede lo mismo para la mayoría de los miles de paseantes, turistas y transportistas que obligadamente lo pasan de un lado en su rumbo a la ciudad de Saltillo, ya que su cabecera municipal está muy distante de esta vía de comunicación interestatal identificada como la 40 federal.

Algo parecido sucede con el otro municipio metropolitano de Juárez pero ahora en el extremo oriente del área metropolitana, la Carretera Federal 54 a Reynosa y ahora la autopista de cuota evaden tangencialmente el centro del municipio.

Para estos dos “decretados” municipios metropolitanos pareciera que fue demasiado visionaria su metropolitización, ya que a 6 años de distancias de “vigencia” del plan, tanto García como Juárez distan de ser opción alterna a la expansión metropolitana, salvo por algunos complejos industriales sin mayor repercusión urbana al propio municipio en cuestión.

Viéndolo así, el Plan Director de Desarrollo Urbano del Area Metropolitana de Monterrey, resultó ser un decreto excepcional, en donde 2 de sus 9 municipios pareciera ser que se los quiere inducir un desarrollo expansionista excepcionalmente contradictorio a su vocación y ritmo natural.

EXCEPCION AL DECRETO

Sin embargo, si ya estamos de acuerdo que el decreto no fue precisamente el instrumento mágico del “despegue” urbano para estos dos municipios, resulta altamente sorprendente que la fuerza del mercado olímpicamente volteó su mira 90 grados hacia el sur, precisamente donde los ojos metropolizadores no estaban puestos.

Así es que el único municipio que físicamente colinda con Monterrey y que fue excluido del decreto de metropolitización y que resultó ser una verdadera excepción al decreto, resultó ser el más detonado urbanísticamente, me refiero a Santiago en el sur de Monterrey.

Ciudad Santiago, Nuevo León, hasta hace algunos años desarraigada como “Villa de Santiago” por decreto de su Cabildo, con sus únicos y exclusivos atributos turísticos, como La Cola de Caballo, Laguna de Sánchez, Presa La Boca, Cañón de Huajuco, El Uro, El Alamo y el atiborrado, pintoresco y desordenado sector de Los Cristales, está ahora inmerso en una implosión urbana.

Si bien es cierto de que existe un Plan del Cañón del Huajuco, este ha sido literal y físicamente rebasado por la demanda urbanística y que no necesariamente se apega a los “lineamientos” también decretados en su plan.

La pretendida normatividad decretada de lotes unifamiliares de 3,000 y 5,000 metros cuadrados de tipo campestre, cada día se ve más fuera de lugar ante el surgimiento “insospechado” de decenas de fraccionamientos fuera de norma.

Hoy en día existen nuevos criterios urbanísticos de racionalización y protección ecológica en donde la aplicación de técnicas urbanas de áreas indivisas permiten concentrar áreas verdes compartidas en lugares adecuados.

IMPLOSION URBANA

Santiago, Nuevo León, sea ciudad o villa (me quedo con el último término) vive en la actualidad una alta demanda de servicios comerciales y turísticos que satisfagan no sólo la demanda de los paseantes, sino de su cada día creciente población.

Resulta por demás preocupante que siendo el Cañón de Huajuco con su Carretera Nacional la más demandada por la población metropolitana como punto de recreo de fin de semana, este supeditada a una única vía alimentadora.

En Santiago Nuevo León, a pesar de que se cuenta con personal voluntario y capacitado para urgencias, no existen centros médicos de primeros auxilios, ni estación de bomberos, vaya ni siquiera una central de radio eficiente.

Santiago Nuevo León permanece al margen de las decisiones centrales y metropolitanas sobre su destino y vocación urbana.

Así lo hice saber al Consejo Consultativo de Desarrollo Urbano después de tener un encuentro con pobladores, prestadores de servicios e inversionistas del municipio.

Santiago, en la actualidad sufre de una verdadera implosión en donde sus propios residentes conscientes del crecimiento sostenido que se percibe, piden orden y criterio en su desarrollo pero apegado a su perfil y vocación natural.

Existen planes de desarrolladores, instituciones educativas y prestadores de servicios, con un amplio sentido y conocimiento de causa que en la actualidad choca con la aparente y contradictoria disposición urbana vigente.

Santiago Nuevo León, cuenta con vocación natural para su incorporación metropolitana.

Pero debemos de entender que así como Apodaca destaca por su natural vocación y de asentamiento de parques industriales, San Pedro Garza García por el surgimiento de complejos comerciales y de servicios, Santiago debe de permitir la compatibilidad residencial suburbana con su natural vocación turística.

Cuestión de que, si ya está puesto en la mira, le pongamos ojos a la reglamentación metropolitana en forma adecuada y ordenada y más ahora que está en pleno surgimiento un nuevo plan llamado ahora “estratégico”.

El querer ver a Santiago con el rabillo del ojo con “planes” contrapuestos al sentir natural, sólo duplica el esfuerzo del inversionista que al final de cuentas termina satisfaciendo al mercado potencial del mejor planificador urbano que existe, el ciudadano.

Preparémonos pues a darle la correcta bienvenida al décimo municipio metropolitano, corrigiendo de paso el error de apreciación de su incorporación, que seguramente se pretendió cuidarlo hace seis años pero vemos que más bien terminó estorbándole esta decisión decretadas, dejándolos en la nada agradable experiencia de estar en la mira de todos y en los ojos de nadie en el sentido de la responsabilidad de su crecimiento.

 

About Jorge Longoria

Analista Urbano y experto en Planeación Estratégica de Ciudad. Su experiencia en el ámbito urbano datan desde 1981 y se desempeña como Analista, Planificador y Consultor Urbano, además de dictar Conferencias en diversos Foros y agrupaciones profesionales. estudiantiles y organizaciones ciudadanas. Twitter: @JorgeLongoria

Check Also

Fashion Drive 1

Fashion Drive: “Preocupa la parcialidad de la autoridad”

Víctor Gómez @vic_gr | Publimetro Monterrey Análisis de Jorge Longoria, urbanista:  Lo que esto manifiesta es ...

Deja un comentario