Participación social en San Pedro

Participación social… ¿Acción eventual?

El Norte / Locales / Pulso Urbano

En estos días decembrinos de inevitable sensación de relajamiento del estrés, como que se hace inevitable el entrar en un estado de ánimo que invita a la reflexión y revalorización del quehacer cotidiano.

La Navidad de 1993 para los regiomontanos se nos presenta ahora mas antojable que nunca, después de haber librado los caóticos días del congestionamiento en la circulación vial del Centro de la ciudad, agravado por las obras del Metro y el conflicto magisterial que repercutió en todos por igual.

LECCION SEMBRADA

El tema del conflicto del Isssteleón, independientemente de a quien asistía la razón, nos mantuvo en alerta y condición de poder o no, planear nuestra actividad al Centro de la ciudad.

Citas canceladas, planes frustrados, compras rezagadas, horarios alterados, rutinas violentadas, noticias repetitivas, marchas, plantones, muchos, pocos, algunos, ninguno, insultos, empujones, arreglos, desarreglos, papeles, papelitos, cánticos y de pronto… solución a la vista. ¡Aaah!.

En fin, como que no nos habíamos puesto a pensar que la Navidad estaba por llegar y que era tiempo de meditar.

Evidentemente que no es nuestro propósito ni nuestra materia el adentrarnos o inmiscuirnos en el problema magisterial, pero sí, en cambio, nos invita a reflexionar sobre la necesidad de la participación.

El conflicto magisterial, al menos nos ha aportado la experiencia de que, el querar ignorar ver el fondo de un problema, evadiendo adentrarse a él, con el argumento de la “quietud turbia” de la superficie, tarde o temprano tiende a obscurecerlo todo repercutiendo en forma negativa.

Esto se nos antoja totalmente aplicable en materia urbana. El conformarnos con la ficticia condición de “estabilidad actual”, ignorando la repercusión futura que provocará la “indiferencia” hacia un planteamiento ligero, puede gestar en un problema futuro en el que la NO participación a tiempo demandará tarde o temprano una obligada reacción de muy cuestionable oportunidad.

PARTICIPACION OBLIGADA

La sociedad eminentemente urbana de nuestro estado se encuentra en el proceso de maduración en cuanto a su participación.

El participar o cuestionar decisiones que pudieran gestar futuros problemas urbanos, requiere de amplio criterio de evaluación, así como un agudo sentido común asociado al conocimiento de la problemática marco de la Ciudad.

Existen en nuestra Ciudad ejemplares casos de participación social en donde “el pago” por la participación inevitablemente repercute en el ambiente familiar.

Lastimosamente, el “luchar” por la causa comunitaria y familiar se ha interpretado como ociosidad y desobligación familiar.

Conocemos de cerca casos de personas, vecinos, que participan en forma decidida en una causa que para la mayoría de la gente resulta incomprensible.

Si bien el inicio de esta participación surge por un problema de afectación en sus bienes patrimoniales netamente particulares, el adentrarse y toparse con obstáculos incomprensibles, les ha obligado a traspasar su ámbito y percatarse que para arreglar “su causa personal”, deberían primero buscar solución a situaciones cada vez mas complejas y cada vez mas inalcanzables.

Así, el pensar en buscar solución con su eventual participación, les ha obligado a tener una participación social permanente y cotidiana.

NUEVA CONDICION

La sociedad actual es netamente urbana, los problemas, por tanto, reclaman atención adecuada y participación colectiva y democrática.

Aquellos que piensan que la sola presencia del político modulado es garantía de solución, están pasando por alto que el ciudadano actual cuenta ahora con información en cantidad y calidad que le permite cuestionar y en un descuido proponer mejores alternativas de solución.

Bajo este panorama, nuestro mundo de hoy nos obliga a evaluar la condición actual de nuestro entorno. Conocer donde vivimos, a qué tenemos derecho como ciudadanos y como habitantes de un municipio, es, por tanto, requrimiento del buen vecino.

¿Quiénes son nuestras autoridades?, ¿cuál es su marco de responsabilidad?, ¿cómo se integra nuestro barrio, nuestra colonia, nuestro parque, nuestro municipio?

¿Cómo podemos participar y cómo podemos proponer?, ¿cómo actuar en caso de inconformidad?

La respuesta a todo es una sola. Participación, pero no se piense que esto es una invitación a tomar la calle en forma magistral. Por el contrario, es una invitación a reflexionar sobre la participación justa en el momento preciso.

La participación a tiempo es una nueva condición para buscar la solución. Aquella solución de antaño netamente de espacio político en donde la solución consistía en esconder la basura bajo la alfombra, ha quedado atrás.

Ahora, la demanda ciudadana al problema urbano exige planteamientos profundos y sustentados en bases técnicas y con ejemplos a nivel mundial.

REFLEXION

Nuestro mundo está cambiando. Nuestro País de ninguna forma se puede abstraer a este cambio global. Ahora la guerra se negocia, los problemas se concertan, las causas se justifican.

El tiempo de gritar y sorprender ya pasó. La participación cada día mayor de vecinos en problemas de su comunidad deberá darse en total sintonía con las autoridades.

La democracia participativa obliga no solo a buscar asientos en la mesa de discusión, sino que además condiciona a que se obtenga información profesional.

Arovechemos estos días de paz y de armonía familiar para que juntos enfoquemos nuestro compromiso social, sembremos hoy lo que queremos cosechar mañana.

Revaloricemos nuestra presencia en la comunidad alejados de toda demagogia pero muy cercanos a la lógica, y para esto solo falta que al sentido común lo capacitemos.

Nuestros mejores deseos para que esta Navidad nutra el espíritu familiar y que reine la armonía urbana en 1994.

About Jorge Longoria

Analista Urbano y experto en Planeación Estratégica de Ciudad. Su experiencia en el ámbito urbano datan desde 1981 y se desempeña como Analista, Planificador y Consultor Urbano, además de dictar Conferencias en diversos Foros y agrupaciones profesionales. estudiantiles y organizaciones ciudadanas. Twitter: @JorgeLongoria

Check Also

Fashion Drive 1

Fashion Drive: “Preocupa la parcialidad de la autoridad”

Víctor Gómez @vic_gr | Publimetro Monterrey Análisis de Jorge Longoria, urbanista:  Lo que esto manifiesta es ...

Deja un comentario