Apodaca: el alto contraste

El Norte / Locales / Pulso Urbano

Por: Jorge Longoria

De municipio rural a ciudad industrial

La lista de los municipios conurbados que buscan redefinir su situación metropolitana por la conurbación a Monterrey crece cada día.

Toca el turno ahora al pujante dinámico e incomprendido Municipio de Apodaca.

En días pasados se llevó a efecto el acto público de presentación del anteproyecto del Plan Parcial de Desarrollo Urbano, mismo que promueve su Alcalde, Raymundo Flores Elizondo, y sobre el cual tiene puesta su esperanza para contar con las armas necesarias que le permitan de algún modo contener lo que parece ser la marabunta urbana que en forma devastadora está causando estragos sociales al que en definitiva es el municipio más explosivo de la zona metropolitana, y si nos apuran un poco diríamos que del mismo norte de la República Mexicana.

El fenómeno del explosivo crecimiento urbano de Apodaca sus autoridades lo estiman en 666 por ciento en tan sólo seis años, ya que el crecimiento poblacional alcanza en 1993 los 300 mil habitantes, cuando en 1987 escasamente rebasaba los 45 mil habitantes.

De ahí que la importancia de los que ahora se decida o se deje de hacer por Apodaca tendrá repercusión en al menos ocho municipios que en forma directa colindan con él, de ahí que su desarrollo se convertirá en el gran detonador de la región conformada por los municipios de San Nicolás, Guadalupe, Hidalgo, Salinas Victoria, Ciénega de Flores, Zuazua y Pesquería.

Ante este reto y gran responsabilidad, Apodaca y sus autoridades urbanas se desenvuelven en la nada fácil encrucijada de buscar el balance en la toma de decisiones de su suelo urbano que debe conjugar cabalmente tanto el crecimiento habitacional como su gran potencial industrial, esto sin perder de vista la conservación e impulso del gran testimonio cultural que representan los subcentros patrimoniales representados en sus seis ex-haciendas.

 RESERVA PATRIMONIAL

Apodaca a pesar de carecer hasta antes de ahora con documentos propios, estos es emanados de su análisis urbano, ha sabido conducir su propio destino.

La vocación casi natural para ser llamado el nuevo polo industrial por excelencia en Nuevo León lo está enfrentando con vigor y con plena convicción de que las cosas se puedan dar en la medida de que exista interés y visión política por el desarrollo urbano metropolitano.

La anterior concepción circunscrita en el Plan Director del Area Metropolitana de Monterrey 1988-2010, en donde se negaba todo uso del suelo en amplia zona del norte del municipio, en el cual se destinaba para “reserva ecológica”, ejerció presión contra lo que debiera de conservarse como centros patrimoniales.

Tal es el caso del poblado de Agua Fría, que ha ido perdiendo antiguas construcciones para ceder ante la “nueva técnica” constructiva.

Siendo que esta hacienda se encuentra estratégicamente ubicada entre las cabeceras municipales de Apodaca y Zuazua, y se presta, dadas sus características propias, para el fomento de un centro turístico y recreativo.

Afortunadamente esto ha sido reconsiderado dentro de la nueva estrategia del crecimiento urbano propuesto por el Alcalde Raymundo Flores Elizondo, y existe al menos la preocupación de proteger la esencia de las ex-haciendas de Agua Fría, Santa Rosa, Huinalá, San Miguel, Mezquital y La Encarnación, mejor conocida como La Chona, en donde desde ya se pueden promover la elaboración de sus quesos y artesanías regionales, por lo pronto se construyen kioscos en sus plazas principales.

VOCACION NATURAL

Apodaca está llamada a ser el heredero de la vocación industrial que orgullosamente ostentó San Nicolás de los Garza en los últimos 25 años, cuenta entonces con la oportunidad de aprender de lo vivido y de enmendar errores.

De esta experiencia se resume ahora el surgimiento de parques industriales del Primer Mundo. Un ejemplo es el llamado Parque Industrial Monterrey, que cuenta con estrictos controles de utilización del suelo y de lineamientos constructivos, y un ejemplo de esta avanzada urbana lo representa su calzada principal, que no le pide nada a la Avenida San Pedro de la Colonia del Valle.

Un punto importante a destacar lo representa la inminente presencia del Arco Periférico que interconectará a la totalidad de las carreteras que convergen al área metropolitana que darán pie a la nueva composición de su estructura vialformando la columna vertebral conjuntamente con la Carretera a Miguel Alemán, con esto Apodaca asienta aún más esta vocación natural industrial.

Sin duda esto no ha pasado desapercibido para los estrategas del proyecto del Plan Director de Apodaca, el ingeniero Benito Cantú Leal, con su amplia trayectoria en este municipio participando en varias administraciones municipales en el área de desarrollo urbano y obras públicas, más la visión del doctor en urbanismo, el arquitecto Jaime Guerra Garza, quienes conjuntamente con un vasto equipo interdisciplinario de profesionales en la materia, han sabido darle ese vuelco de 180 grados que demanda la nueva vocación del suelo para el nuevo Apodaca.

Sin embargo, es de destacar que en Apodaca la presencia del Arco Periférico (nos resistimos a llamarle “Anillo”) representa una vecindad que a futuro pudiera perjudicar a la buena interacción del Municipio, ya que este se encuentra prácticamente colindando al casco municipal y el crecimiento futuro tiende a dispersarse al norte de este Arco Vial.

No obstante, en el futuro inmediato lo que se pudiera ver como una “cicatriz urbana” contribuirá a fomentar la explotación racional del suelo en estricto apego a las nuevas directrices del plan ahora propuesto.

El Periférico por tanto en este municipio ha sido sometido a duras exigencias de su Alcalde, obligando a construir en un tramo de 10 kilómetros al menos ocho pasos elevados para comunicar sus sectores norte y sur.

 CRECIMIENTO HABITACIONAL

Cabe por último hacer notar que el crecimiento desmedido de sus zonas habitacionales requieren de profundo y consciente planteamiento a fin de evitar lo que ahora mismo está sucediendo.

Existen zonas prácticamente despobladas en donde por arte urbano empiezan a surgir nuevos desarrollos con características que se daban para la redensificación de lotes considerados como lunares dentro de zonas totalmente urbanizadas y esto como excepción.

La diferencia estriba en que en las de redensificación se trata de sacarle el máximo provecho al espacio urbano y se permite el apretujamiento de las viviendas en donde no existe ni por asomo pasillo divisorio entre éstas.

Un ejemplo asombroso de la “redensificación en despoblado” lo constituye el nuevo desarrollo llamado “Cosmopolis Santa Rosa”, en donde actualmente se construyen cerca de 3 mil 700 viviendas en un predio totalmente inhabilitado.

Criterios como este más la aparición de “Fomerreyes” en zonas bajas podrían estar gestando en Apodaca la bomba de tiempo del conflicto social.

De esto existe plena y justificada preocupación de su Alcalde y por ellos su situación de inconformidad porque se detenga esta injusticia para con los apodaquenses.

Sin embargo, no todo es malestar. El surgimiento de nuevos desarrollos con prudencia comercial, ha permitido dotar de servicios a zonas marginadas que han visto crecer su patrimonio gracias a las facilidades de interconexión de servicios.

Apodaca, por tanto, crece y se multiplica poblacionalmente pero a la vez fomenta el surgimiento de fuentes de empleo y con ello evitará el alto desplazamiento de sus habitantes.

Apodaca es, pues, hoy por hoy, el claro reflejo de lo que la concertación política con pleno conocimiento social puede ofertar a la demanda metropolitana.

Tiene plena conciencia de que el nuevo apodaquense no debe sentirse desarraigado y que si llega para quedarse debe conocer los valores patrimoniales con que cuenta.

Es necesario que esto se difunda para convencernos de que al transitar hacia al Aeropuerto Internacional, además de subirnos al avión, echemos también a volar para ver lo que en Apodaca se puede hacer una vez teniendo en claro hacia donde se encamina.

About Jorge Longoria

Analista Urbano y experto en Planeación Estratégica de Ciudad. Su experiencia en el ámbito urbano datan desde 1981 y se desempeña como Analista, Planificador y Consultor Urbano, además de dictar Conferencias en diversos Foros y agrupaciones profesionales. estudiantiles y organizaciones ciudadanas. Twitter: @JorgeLongoria

Check Also

Fashion Drive 1

Fashion Drive: “Preocupa la parcialidad de la autoridad”

Víctor Gómez @vic_gr | Publimetro Monterrey Análisis de Jorge Longoria, urbanista:  Lo que esto manifiesta es ...

Deja un comentario