¿Justificando el Periférico?

El Norte | Locales | Pulso Urbano

Por: Jorge Longoria

Se ha dado inicio en la Ciudad a una nueva obra urbanística la cual, por los beneficios naturales que pudiera ofrecer, inecesariamente parece que se pretende justificar su necesidad, al entretejerse consecuencias y repercusiones orquestadamente anticipadas.

El periférico del área metrópolitana es una obra por demás necesaria, si bien durante años ha sido una obra anhelada, no es sino hasta la acertada decisión de permitir que la Iniciativa Privada participe en este tipo de programas cuando se hará realidad.

Bien por los beneficios que de ella se pudieran obtener, sin embargo, es prudente que se analice la situación periférica que además, ha dado inicio paralelamente con el de la obra.

Las notas de El Norte de dos semanas a la fecha así lo demuestran.

CRONICA DE SUCESOS

Sábado 25 de agosto (primera página Local a seis columnas) “”Inician periférico de Monterrey”… longitud 112 kms. tiempo de construcción 24 meses, empresa concesionada: Viaductos de Peaje, S.A.; costo: 462 mil millones de pesos; tiempo de construcción, 24 meses; Objetivo: ofrecer la opción para que autos y camiones rodeen el área metropolitana y no pasen por el Centro de Monterrey”.

Domingo 26 de agosto (nota interior, página cuatro Local), “”Abren libramiento en Montemorelos”… consta de una longitud de 11 kms… el director del centro SCT en Nuevo León, explicó que hasta el año de 1989 se invirtieron 8 mil 009 millones de pesos”.

(Cabe aclarar que en la nota no se cita y si la memoria no me engaña, que este libramiento está en construcción desde antes del final del sexenio anterior, o sea que por lo menos son seis años los que se han dedicado a la construcción de tan sólo 11 kilómetros).

Viernes 21 de agosto (nota interior, página 10 Local) “”Registra hundimientos libramiento Montemorelos”…en un tramo del libramiento Montemorelos, la carpeta asfáltica sufrió hundimientos en dos partes.

Sábado primero de septiembre (nota interior, página tres Local) “”Impiden paso de traileros por San Pedro”… “”Elementos de tránsito de San Pedro y Monterrey impidieron ayer el paso a unidades pesadas por las avenidas Morones Prieto, Gonzalitos, y San Jerónimo afectando a los operadores que tuvieron que desviar sus rutas”.

Domingo 2 de septiembre (recuadro de nota en primera página de locales para ampliar información en página interior nueve Local) “”Provocan 30 traileros caos vial en Morones”… Los conductores de camiones de carga, se arrojaron en bloque después de que habían sido detenidos durante dos horas porque los elementos de trásito de los dos municipios que no se ponían de acuerdo por donde deberían circular.

Viernes 7 de septiembre (primera página de locales a ocho columnas) “”Bloquean Morones Prieto”. Traileros exigen que les permitan circular por avenidas de San Pedro y Monterrey.

A la reportera Nora Alicia Estrada, los traileros le hicieron algunos comentarios por las avenidas.

Las avenidas son intermunicipales, lo cual les da el mismo derecho que a cualquier ciudadanos para hacer uso de ellas.

No existen avenidas especiales para camiones de carga pesada.

“”Si lo que las autoridades de San Pedro y Monterrey quieren es poner una caseta de cobro, pues que la pongan”, dijeron.

“”Es una necesidad pasar por aquí, por eso lo hacemos, transportamos todo tipo de materia prima y entre esos van productos perecederos”.

De última hora (Sábado 8 primera página), “”Bloquean traileros acceso a San Pedro”. Comentario mío, este es el tercer bloqueo, y continúan los directores de Tránsito de Monterrey y San Pedro sin saber cómo solucionar el conflicto provocado por ellos mismos.

Hasta aquí el texto técnico-económico-social y dramático extractado de las notas.

¿JUSTIFICAN DECISIONES?

Por la crónica de los sucesos inicialmente descritos, que en forma aislada no pasan de ser meros acontecimientos “”cotidianos”, ya en su recopilación deja ver una “”estrategia” de lo que parece ser la “”construcción de justificantes de la toma de decisiones”.

A la luz de los acontecimientos la población en general, aplaudirá la propuesta periférica, ya que hay muchas conclusiones posibles ante lo evidente de los sucesos…

El periférico es una obra necesaria ya que se evitará el tránsito pesado por la Ciudad, y para muestra ahí están los embotellamientos de días pasados.

La Iniciativa Privada es la mejor opción para la construcción de este tipo de obras, ya que la muestra está en la comparación que se pudiera hacer entre la obra estatal como sería el Libramiento Montemorelos, tardado (seis años) y mal ejecutado (los hundimientos), contra el periférico a ejecutar 112 kilómetros en sólo dos años.

Que otra justificación para esta obra que el que las autoridades municipales de San Pedro y Monterrey atendiendo “”el reclamo” de su población, se niegan a permitir el paso al tránsito pesado.

Los traileros agradecerán a las autoridades urbanas la acertada decisión de la construcción del libramiento, ya que les evitarán con esta opción, el lidiar con las autoridades municipales, además de las consecuencias económicas de sus productos; pagarán cualquier precio de cuota de uso de la autopista.

Con este tipo “”de promoción” de las obras del periférico, los ciudadanos de San Pedro, principalmente, y de Monterrey deben reconocer la acertada planeación de las autoridades urbanas estatales, y sabrán reconocer sus verdaderos esfuerzos.

Es más, aceptarán la tan llevada y traída Avenida Venustiano Carranza al conocer de la opción con que contarán los traileros.

EN CONCLUSION…

Es innegable el retraso en materia vial que padece el área metropolitana y, por consecuencia, la serie de repercusiones que ésto arroja en materia de crecimiento urbano.

Es innegable que la participación del sector privado en el desarrollo urbano resulta necesaria y oportuna, al brindar con ésto la opción de acortar el rezago en la infraestructura.

Pero el pretender además justificar esta decisión a costa de endosarle las repercusiones a los municipios, es jugar con intereses ajenos y en este caso los transportistas son el “”conejillo de indias”.

El querer ejemplificar con protestas y bloqueos provocados y pronosticados, es una demostración de falta de criterio.

Pero el provocar a los transportistas, y que las autoridades de San Pedro y Monterrey se presten a esto, no es más que la inconsciente reacción a una necia petición, y más ante lo obvio de que al negarles el paso no tuvieran diseñada otra ruta alternativa.

Si se pretende justificar la obra de cuota, o bien la cuota por asignar, y las autoridades municipales cayeron en el juego, existen mejores opciones de negociación.

Como que ya existen suficientes problemas en la ciudad, para inventar ahora otros.

Mientras no exista el libramiento o periférico, ya sea de cuota o no, la Avenida Morones Prieto está irremediablemente convertida en carretera urbana, al igual que Díaz Ordaz o Avenida Félix U. Gómez o Ruiz Cortines.

El que las autoridades de Tránsito lo quieran desconocer, o no estén enterados de ello, es querer conservar al municipio como una utopía.

El justificar la prohibición del paso de los vehículos pesados “”por las curvas peligrosas” que existen en Morones Prieto se “”corrige” con señalamientos preventivos, ya que si alguien los respeta son los traileros, dada su amplia experiencia en las carreteras nacionales.

Ni el periférico en sí, mucho menos la Iniciativa Privada requieren de este menudo apoyo.

¿Qué de plano no podremos construir el progreso en armonía y sin sobresaltos maquiavélicos?

 El impedir el paso a traileros por Monterrey o San Pedro no parece sino una provocación deliberada para justificar una obra.

About Jorge Longoria

Analista Urbano y experto en Planeación Estratégica de Ciudad. Su experiencia en el ámbito urbano datan desde 1981 y se desempeña como Analista, Planificador y Consultor Urbano, además de dictar Conferencias en diversos Foros y agrupaciones profesionales. estudiantiles y organizaciones ciudadanas. Twitter: @JorgeLongoria

Check Also

Fashion Drive 1

Fashion Drive: “Preocupa la parcialidad de la autoridad”

Víctor Gómez @vic_gr | Publimetro Monterrey Análisis de Jorge Longoria, urbanista:  Lo que esto manifiesta es ...

Deja un comentario