Dos años de Pulso, diagnostico: ! Estrés ¡

El Norte / Locales / PULSO URBANO<

Por JORGE LONGORIA

El 19 de septiembre de 1988, la Ciudad fue sorprendida por un torrencial producto del último “”suspiro” de “”Gilberto”, el huracán más devastador de los tiempos modernos.

Resultado: Más de 200 muertos, miles de damnificados, miles de millones de pesos en pérdidas y una ciudad mutilada y desquiciada.

Bastó una sola noche, para que al despertar no diéramos crédito a la cruda realidad: Monterrey, la ciudad metropolitana, el orgullo del norte, la que se disputa el segundo lugar en importancia en el País, ¡no estaba preparada para una contingencia de esa magnitud!

ALGO POR HACER

 

Partiendo de la sorpresa, pasando por lo insólito y cayendo en la indagación, es como surge la firme intención de buscar por los medios posibles la forma de manifestar nuestra preocupación.

El camino de la participación profesional a través del gremio estaba bloqueado (y continúa de mal en peor), sin embargo, la necesidad de tratar de aportar es mayor que es de una simple decepción.

El norte escuchó mis planeamientos y me brindó la oportunidad de participar. Surge “”Pulso Urbano”, y el próximo 30 de septiembre se cumplen 2 años de este constructivo ejercicio de análisis propositivo. El primer artículo: “”Monterrey, ciudad aún vulnerable”.

 

OPORTUNIDAD DE PARTICIPACION

 

Pulsar semanalmente la reacción metropolitana se fue conformando como una necesidad de comunicación, que permitiera “”desenmascarar” o domesticar la compleja interpretación del urbanismo.

La tarea no se presentaba fácil, sigue siendo de hecho todo un reto el “”sostener” semanalmente un comentario urbano.

La oportunidad de participar, fue aprovechada además por cinco estimados compañeros quienes con sus eventuales comentarios más la sostenida y entusista colaboración de un incansable joven ingeniero, se ha podido cumplir con este segundo aniversario.

Me refiero al Ing. Gabriel Todd, quien con sus amplios conocimientos adquiridos en Francia sobre el transporte colectivo, aunado a una sensibilidad social indiscutible, ha sabido plasmar su tesis de solución al problema de transporte.

Aunque a veces hemos provocado reacciones agrias, es el precio que hay que pagar cuando se trata de brillar con luz propia.

 

TOMANDO EL PULSO

 

Ciento dos semanas y noventa y cuatro artículos de pulsar la ciudad, nos arrojan resultados interesantes de análisis.

Si nos atenemos que durante este tiempo, los que de alguna forma hemos participado tratando de plasmar en los artículos el reflejo incondicionado de la ciudad metropolitana, por la aparición de los temas tratados, clasificándolos en ocho subtemas de urbanismo, podríamos obtener hasta un programa de acción y de prioridades.

En orden de mayor a menor aparición de temas, y por lo tanto de importancia de resolución o atención en el área metropolitana, arroja estos resultados:

1. Planificación…21 por ciento.

2. Transporte urbano…17 por ciento.

3. Vialidad…15 por ciento.

4. Aspecto social…14 por ciento.

5. Ecología y medio ambiente…12 por ciento.

6. Imagen urbana…11 por ciento.

7. Participación profesional…9 por ciento.

8. Vivienda…1 por ciento.

 

Si bien existe una estrecha interrelación entre uno y otro tema, el orden de importancia parece lógico y respondería a una situación real de comportamiento y reacción de la sociedad.

 

BREVE RESUMEN

 

A).- Por un lado, la planificación juega hoy en día una importancia tal, que ha provocado una airada reacción de la sociedad ante cualquier nueva autorización de desarrollo.

Sumado a esto, lo confuso de sus leyes (existen dos) y la iniciativa de una tercera en discordia, no parece ser una solución tajante ante esta severa crisis de credibilidad.

B).- Por su parte, el transporte urbano en sí, representa una encrucijada sin solución que más bien pareciera a pesar del esfuerzo realizado, que sólo se le pretende dar solución por arriba del problema. (por lo elevado del metro).

Un deficiente servicio asociado a una imagen de desorden y contaminación, más una compleja estructura de red (o más bien telaraña) de rutas, a propiciado el “”debate” con tintes de monólogo por parte del Estado.

C).- Por lo anterior, el transporte urbano lejos de representar una opción para el traslado del ciudadano, ha propiciado una mayor demanda del automóvil.

Este a su vez, ha demandado una mayor utilización de las escasas vías públicas, y si a esto le añadimos un rezago de más de 20 años en cuanto a la habilitación de nuevas vías de desfogue, hoy por hoy, el primer cuadro de la ciudad metropolitana, sufre severa crisis de fluidez en su aspecto vial.

El sinnúmero de detalles viales de encarrilamiento que entorpece la accesibilidad a las vías primarias o colectoras, y que además son causantes de constantes accidentes viales es un aspecto no atendido por las autoridades de tránsito.

D).- En el aspecto social, una concientización mayor sobre la necesidad de participar y conocer sobre el destino del suelo y toma de decisiones de la autoridad urbana, se ha visto reflejada en la acción emprendida por los diversos grupos civiles.

El crecimiento desbordado de la mancha urbana, ha llegado a lugares que por su ubicación, pareciera nunca ser posible su colonización.

E).- La contaminación atmosférica, y de los suelos y los ríos, ha causado alarma, ya que esta situación de descontrol ambiental, se ha propagado a cualquier municipio de la entidad.

Los grupos cívicos que promueven el uso de la bicicleta como medio de transporte, han visto frustradas sus intenciones, ante la compleja estructura vial que dificulta su incorporación.

F).- Por su parte la notoria competencia desleal de los coemrciantes de la publicidad exterior, que ante la falta de reglamentación y reglas de juego claras, han tenido que ingeniárselas para cada día colocar más alto y más grande su cartelera, ha dado pie a que se desate la guerra civil con la invasión de anuncios destruyendo la imagen del paisaje natural de los cerros, habiéndose hecho estragos previamente en las principales avenidas de la ciudad’

G).- Ante todo esto, la pasividad reflejada por parte de las agrupaciones de profesionistas, es preocupante.

Hoy en día en que se hace más necesaria su participación por la abrumadora cantidad de problemas que surgen, sólo se conforman con irla pasando de asamblea en asamblea y de repente alguna que otra fiesta de disfraces.

Mientras tanto, que la ciudad y sus habitantes se las ingenien, y se desgarren solos al fin y al cabo que nadie sabe para que existe los colegios profesionales.

 

EN CONCLUSION

 

Después de pulsar la ciudad en este tiempo, el resultado es evidente y categórico. Monterrey y su área metropolitana sufre una severa crisis de estres.

Y si damos por bueno y aplicable el significado del término “”estrés” que nos da el diccionario enciclopédico ilustrado, que dice: “”situación de un individuos vivo, o de alguno de sus órganos o aparatos, que por exigir de ellos un rendimiento muy superior al normal, los pone en riesgo próximo de enfermar”; y si entendemos por individuo, “”lo que no puede ser dividido”, entonces, Monterrey como ciudad viva, es un individuo estresado.

Hoy al igual que hace 2 años, podremos repetir el título del primer artículo, “”Monterrey, ciudad aún vulnerable”.

About Jorge Longoria

Analista Urbano y experto en Planeación Estratégica de Ciudad. Su experiencia en el ámbito urbano datan desde 1981 y se desempeña como Analista, Planificador y Consultor Urbano, además de dictar Conferencias en diversos Foros y agrupaciones profesionales. estudiantiles y organizaciones ciudadanas. Twitter: @JorgeLongoria

Check Also

Fashion Drive 1

Fashion Drive: “Preocupa la parcialidad de la autoridad”

Víctor Gómez @vic_gr | Publimetro Monterrey Análisis de Jorge Longoria, urbanista:  Lo que esto manifiesta es ...

Deja un comentario