El ejemplar San Pedro está de cabeza

El Norte / Locales / PULSO URBANO

Por: Jorge Longoria

San Pedro Garza García, el municipio modelo y ejemplo por su imagen y organización, el que es visitado y admirado por su tradicional asentamiento residencial, el de las amplias y jardinadas avenidas San Pedro y Del Valle, el de las lujosas casas de rifa del Tec, el del maravilloso y expropiado paraje de Chipinque, el de la Colonia Del Valle, el de la majestuosa “”M” en la Sierra Madre… el mismo que despierta sueños de superación, es el que hoy, se ha inconformado y a gritos, pide se le reconozca y a la vez se le resuelva su problemática urbana.

DECISIÓN SIN PRECEDENTE

El 24 de febrero, Día de la Bandera Nacional, el alcalde de San Pedro Garza García, Mauricio Fernández Garza, dio a conocer a través de los medios de difusión su decisión de atender los reclamos de la población sampetrina, suspendiendo durante 30 días todo permiso de construcción no relacionado con el de la vivienda unifamiliar en lotes no subdivididos.

Ante esta resolución que en apariencia es demasiado drástica, el alcalde, ese mismo día, ha lanzado además, la convocatoria para que se manifieste la opinión ciudadana sobre si esta medida debe de prolongarse durante 11 meses más.

Por primera vez en la era moderna del País, la autoridad requiere a sus ciudadanos a que se manifiesten a través de un referéndum sobre si esta medida de “”congelación” dictada por su alcalde, debe prolongarse (votando sí) o continuar como hasta ahora (votando no).

¿Pero..? por qué se llega a esta situación y qué tan importante es el “”sí” o el “”no” y qué se puede esperar después de estos 11 meses.

DINÁMICA EXPLOSIVA

En los últimos 10 años, San Pedro Garza García ha vivido un crecimiento dinámico y explosivo.

Prueba de ello lo constituye el hecho de que en la última década, se han edificado 3 millones 2 mil 367 metros cuadrados de todo genero de construcciones, lo que equivaldría a 300 hectáreas, cifra cercana a lo que le resta al municipio por desarrollar.

Del total construido, las edificaciones de departamentos y comercios representan el 30.33 por ciento de ese total, poco más de 910 mil metros cuadrados, equivalen a 455 edificios de 10 pisos cada uno con departamentos de 200 metros cuadrados por piso.

En estos últimos 10 años, el promedio anual de crecimiento con respecto a su año inmediato anterior, fue de un 30 por ciento.

En 1983 se registra el índice más alto de edificaciones, con el 69.65 por ciento con respecto a 1982, y la edificación departamental y comercial significó el 60 por ciento de esta cifra.

Lo preocupante y alarmante de este crecimiento no radica en el promedio reflejado en los 10 años, puesto que esto pudiera obedecer a situaciones específicas de la economía, sino a el ritmo sostenido que ha experimentado a partir de 1985.

Sólo en 1989 la cifra de edificaciones, fue del orden de los 400 mil metros cuadrados, el 13.37 por ciento del gran total construido desde 1980.

 ¿ POSICIÓN ENVIDIABLE?

Este ritmo de crecimiento resultaría envidiable y deseable para cualquier municipio, ya que es síntoma de que su economía y su población se encuentra en plenitud de desarrollo y de hecho San Pedro Garza García no puede negarse a sí mismo este crecimiento.

Pero si este crecimiento se da sorpresivamente y sólo a juicio de los desarrolladores, y prácticamente “”empujando” y precipitando las decisiones municipales, anteponiendo los intereses comerciales por encima del bienestar de la población, se cae irremediablemente en la anarquía del crecimiento provocando el caos.

Si a lo anterior le añadimos la carencia de reglamentaciones y la pérdida de vigencia del plan de desarrollo de 1982, la posición envidiable se torna enjuiciable. Ante este torbellino violento que precipita la toma de decisiones, y ante el reclamo generalizado de la población, que pone en evidencia este desorden, y se requiere saludablemente de una pausa en el camino.

 LA IMPORTANCIA DEL “”SI”

Sensibilizarse de esta problemática, analizar, evaluar, proponer, consultar y decidir el cuánto, cómo, dónde y el por qué, es el objetivo que se persigue al permitírsenos como ciudadanos e inversionistas la pausa en el camino.

El decidir que “”sí”, significa que se requiere de un orden que sólo se puede dar al concluir el plan parcial de desarrollo que incluya la micozonificación y además se obtenga la legalidad de este documento con aplicaciones de ley.

El decidir que “”sí”, dignifica además que le permite a la autoridad municipal concentrarse durante los próximos 11 meses a concertar los intereses de la población y de los inversionistas o comerciantes en general, permitiendo sólo durante este tiempo la edificación de viviendas unifamiliares en lotes no subdivididos.

 LA CONSECUENCIA DEL “”NO”

El decidir que “”no”, significa que el circo, maroma y teatro continuará y la respuesta a los problemas cotidianos de la comunidad tenderá a agravarse al no existir capacidad de respuesta legal y defensa ante el agobiante frenesí que demanda el “”crecimiento”.

Decir que “”no” o bien no acudir a votar, reflejará que la ciudadanía se encuentra en un estado de indiferencia y egoísmo en el que sólo le preocupa el frente de su casa, y que la actual situación es síntoma de la enfermedad urbana llamada apatía.

Significa además, que la actual administración municipal deberá desempeñarse de tal forma que su criterio actual obedezca a su “”buen juicio” y tratar de lanzar propuestas conciliatorias a como se vayan presentando en el camino, para que en los ratos de “”ocio” se concluyan los estudios del plan parcial de desarrollo y hacer votos para que la siguiente administración coincida con el actual criterio.

La tarea se verá seriamente complicada al actuar más como réferi que como autoridad.

Sin embargo a pesar del “”no”, el no esforzarse por dar al menos una solución parcial al problema no tendrá justificante.

 VA DE CUENTO

No es materia de comentario este espacio sobre la “”legalidad” de este referéndum, de esto los que entienden de la “”política” ya les han dedicado amplios espacios y foros de consulta.

Pero a manera de cuento, sólo comentaremos, que esta situación de polémica, ha despertado en los políticos, una posición de tecnócratas científicos y me los imagino como a los médicos que se aconsejan entre sí ante un caso grave de una paciente.

Resulta que los políticos (doctores) defensores de la “‘señora” Constitución con artos años a cuestas y con cientos de hijos, siguen auscultando denodadamente a la paciente para “”descubrir” por donde se le violó.

Sin embargo, en su obsesión por encontrar el daño, no se han percatado que el verdadero enfermo grave es su “”joven” hijo San Pedro.

Al joven hijo San Pedro, como a cualquier niño rico, lo apapacharon tanto creyéndolo capaz de valerse por sí mismo, que lo dejaron que creciera solo, a tal grado que nunca se preocuparon por dotarlo de educación (reglamentos) para que pudiera defenderse ante la vida.

Resultado, cae en cama irremediablemente enfermo… diagnóstico: sarampión comercial y congestionamiento arterial… pronóstico: fallecimiento por causas naturales.

 ¿Y LA MODERNIDAD?

El propio Presidente de la República, Carlos Salinas de Gortari, ha dicho que la Constitución debe de adaptarse para dar solución a los reclamos de la población.

Así es que más que defender la Constitución que como es perfectible, debemos defender al ciudadano valiéndonos de la voluntad de servir, despojándonos de actitudes y posiciones cerradas para que todos aspiremos a una vida mejor.

La semántica es para los literatos, la historia la escribieron los hombres del ayer, los de hoy escriben el futuro.

About Jorge Longoria

Analista Urbano y experto en Planeación Estratégica de Ciudad. Su experiencia en el ámbito urbano datan desde 1981 y se desempeña como Analista, Planificador y Consultor Urbano, además de dictar Conferencias en diversos Foros y agrupaciones profesionales. estudiantiles y organizaciones ciudadanas. Twitter: @JorgeLongoria

Check Also

Fashion Drive 1

Fashion Drive: “Preocupa la parcialidad de la autoridad”

Víctor Gómez @vic_gr | Publimetro Monterrey Análisis de Jorge Longoria, urbanista:  Lo que esto manifiesta es ...

Deja un comentario