Puente Azteca

Obras Menospreciadas: Ideas Valorizadas

El Norte / Locales / PULSO URBANO

Por: Jorge Longoria

Obras menospreciadas: ideas valorizadasHoy, como cada domingo, se publica esta columna que aborda problemas sobre urbanismo y vialidad, a cargo del Arq. Jorge Longoria. Si usted tiene algún comentario o sugerencia sobre el tema, envíelo al Apartado Postal 186.

 

EL COMPLEJO PUENTE DEL OLVIDO

Inaugurado a finales de 1985, contando además, con soluciones viales en su cruce con las avenidas Constitución y Morones Prieto, en jurisdicción de Ciudad Guadalupe, Nuevo León, se localiza el puente y conjunto vial Azteca, que habiendo sido construido en el último año de la administración estatal anterior, continúa aún en espera de que sea concluído su equipamiento vial urbano.

Concebido para satisfacer la necesidad de comunicación y enlase del sector noreste de este municipio con su zona central, y a la vez sirviendo de desahogo vehicular de la avenida Prolongación Madero, al desviar hacia las avenidas Constitución y Morones Prieto la afluencia del tráfico que recibe por la Carretera de Miguel Alemán con destino a la Ciudad de Monterrey, este complejo vial, se ha constituído en tan sólo tres años, en una necesidad vital de comunicación.

Los que por necesidad lo frecuentan, se han tal vez acostumbrado y familiarizado a sus deficiencias, que van desde las fallas constructivas, hasta las de ornamentación.

Pero para los que casualmente lo transitan, ya sean turistas o paseantes, resulta incomprensible, que una inversión de esta magnitud, refleje la imagen de olvido que raya más bien en la negligencia.

Si el descuido y abandono, eran perceptibles antes de los acontecimientos del mes de septiembre, éstos se agravaron aún más al observar los estragos causados por la creciente del Río Santa Catarina, que prácticamente devastó el 70 por ciento de las soluciones viales bajo el puente.

LA OPORTUNIDAD DE CORREGIR

Actualmente, se llevan a cabo labores de reconstrucción, para restituír la vialidad perdida, y aquí es en donde se presenta la oportunidad para la administración municipal de Ciudad Guadalupe, para que aprovechando esta circunstancia, soliciten a las autoridades estatales, la colaboración para que sea incorporado el equipamento urbano que nunca ha tenido, y que al parecer olvidaron desde su inicio.

Habiendo transcurrido íntegramente una administración municipal, y a medio camino de la Estatal, nadie ha prestado atención a esta situación, ya que incluso, pudiera haber sido aprovechado por los candidatos a diputados federales o estatales, para que hubieran realizado “”gestorías” tendientes a darle solución.

Las principales deficiencias que aún antes del mes de septiembre resaltaban a la vista, y que se pueden actualmente constatar, son las siguientes:

1.- Señalamiento vial anticipado a la solución desde y hacia cualquier dirección.

2.- Indicadores viales preventivos tanto de curvas, rampas o alturas.

3.- Delimitación apropiada de carriles, enfatizando las salidas izquierdas.

4.- Arborización y mantenimiento de áreas verdes.

5.- Iluminación.

6.- Hundimientos en sus rampas y banquetes.

7.- Deslaves y fracturas del concreto de terraplanes.

8.- Desplome y ligero desprendimiento del muro de contención de la rampa de acceso de Constitución al sur del puente.

En general, la imagen de un puente olvidado, que confirma la teoría de la falta de capacidad económica o administrativa de que adolecen los municipios para mantener y conservar las herencias estatales.

LA ESPERANZA DE SOLUCIÓN

Ante este tipo de situaciones, resulta tonificante, la iniciativa que en esta semana lanzó el licenciado Sócrates Rizzo, Alcalde electo de Monterrey, quien ha detectado esta serie de deficiencias, que ameritan la impostergable coordinación intermunicipal.

Una coordinación, que dé como resultado la unificación de criterios para proyectar la imagen de verdadera ciudad metropolitana que tanta falta hace.

Una coordinación, que acabe con los criterios experimentales de moda trianual y que lo único que reflejan, es el dispendio de los recursos, al tratar de imponer su moda de color o de “”mantenimiento”.

Esta iniciativa, refleja el carácter y la capacidad de personas de mentalidad creativa y evolutiva, que ven que el problema no sólo es de forma, sino de fondo y que la cercanía de los municipios, genera y recibe problemas propios y ajenos, y que la solución se debe dar en conjunto al asociar las ideas, dentro del marco de respeto y colaboración.

Sólo con la colaboración conjunta, se puede fortalecer la participación y responsabilidad municipal en los planes y herencias estatales, ya que Monterrey y su área metropolitana, no puede ni debe seguir creciendo bajo el criterio del funcionario en turno, sino que se deben de sentar las bases para que se de el crecimiento armónico particularmente y corresponsable de los municipios conurbados.

SITUACIÓN DE PELIGRO INMINENTE

Cambiando de tema, pero sin salirnos del enfoque vial, no podemos dejar pasar por alto, la situación de peligro que representa el paso peatonal que se localiza sobre la avenida Constitución, justo en frente de los Condominios Constitución.

Desde el mes de septiembre, a raíz de la creciente del Río Santa Catarina, el talud que contenía la cimentación de la columna sur de este puente, quedó prácticamente a flor de tierra, ocasionando que la cimentación de la escalera se desplomara.

Con lo anterior, la escalera ha quedado en una situación de alarde de equilibrio, que puede provocar un colapso del puente, y por consiguiente algún accidente de fatales consecuencias.

Las posibilidades de que esto suceda se pueden dar por diversas causas, y que pueden ser:

a) Debilitamiento de la superficie de apoyo actual, por el exceso de humedad.

b) Accidente vehicular, que golpée cualquier columna del puente, provocando vibraciones que resista su punto débil de apoyo.

c) Caída de la escalera por su inestabilidad, provocando un efecto de torsión al puente o bien golpeando la columna, lo que precipitaría el colapso.

PROPUESTA URGENTE

Se requiere de el urgente apuntalamiento provisional de las vigas para evitar el colapso del puente mientras se deciden a repararlo, ya que como toda herencia estatal, al municipio aparentemente no le interesa o no le incumbe la reparación.

Esto es otro ejemplo de la falta de recursos municipales para atender situaciones emergentes, y que se antojan más bien como negligencia profesional, que puede llegar incluso a la criminalidad.

Las fallas en el Puente Azteca persisten y hasta se agravaron durante el azote de “Gilberto”

About Jorge Longoria

Analista Urbano y experto en Planeación Estratégica de Ciudad. Su experiencia en el ámbito urbano datan desde 1981 y se desempeña como Analista, Planificador y Consultor Urbano, además de dictar Conferencias en diversos Foros y agrupaciones profesionales. estudiantiles y organizaciones ciudadanas. Twitter: @JorgeLongoria

Check Also

Fashion Drive 1

Fashion Drive: “Preocupa la parcialidad de la autoridad”

Víctor Gómez @vic_gr | Publimetro Monterrey Análisis de Jorge Longoria, urbanista:  Lo que esto manifiesta es ...

Deja un comentario