El fatigado corazón de Monterrey

El Norte / Locales / PULSO URBANO

Por: Jorge Longoria

Hoy, como cada domingo, se publica esta columna que aborda problemas sobre urbanismo y vialidad, a cargo del Arq. Jorge Longoria. Si usted tiene algún comentario o sugerencia sobre el tema, envíelo al Apartado Postal 186.

 

El gran centro de la Ciudad de Monterrey, delimitado al norte por la Avenida Colón, al sur por Constitución, al oriente por Félix U. Gómez, y al poniente por Venustiano Carranza, constituye la zona de influencia y expansión para lo que por muchos años se conoció como el primer cuadro o corazón comercial de la ciudad, y que antiguamente sólo se circunscribía a la zona de Madero al norte, Hidalgo al sur, Zaragoza al oriente y Juárez al poniente.

Su crecimiento y transformación radical de centro habitacional a prácticamente sólo comercial, ha ocurrido en tan sólo 15 años, por lo que la traza original de su vialidad, ha tenido que soportar este nuevo giro resultando en la actualidad insuficiente para la nueva demanda.

AVENIDA CUAUHTÉMOC, INTENTO FRUSTRADO

Si su transformación ha ocurrido en 15 años, en cuanto a vialidad se refiere, el centro de la ciudad de Monterrey representa prácticamente un rezago de más de 20 años y las razones para tal aseveración lo constituye el hecho de que el último intento por dotar de una estructura vial acorde con su crecimiento se dio en los tiempos de Eduardo A. Elizondo, con la ampliación de la Avenida Cuauhtémoc.

La avenida Cuauhtémoc de la Ciudad de Monterrey constituye, a punto de cumplir 20 años de haber sido concebida (1970), el más “”reciente” y último caso planeado, estructurado y ejecutado de principio a fin, con el afán de dotar al centro de la ciudad de una estructura vial que le permitiera sobrevivir más allá de principios del (inminente) siglo XXI, siempre y cuando este plan fuera continuado en otras tantas avenidas.

Desafortunadamente, este ejemplo no fue imitado y, por el contrario, ante tal rezago la consecuencia inevitable, pero no justificada, fue la de condenar a la Avenida Cuauhtémoc.

Ante la incapacidad para dotar de vías paralelas de apoyo a esta avenida que facilitaran el desahogo vehicular, se provocó su sobresaturación y por consecuencia se precipitó el veredicto para la destrucción de su proyecto original.

El resultado: una avenida mutilada con un ridículo camellón que fue lo único que logramos proteger a través del Colegio de Arquitectos precisamente hoy hace seis años (EL NORTE, 18 de diciembre de 1982).

RIESGO DE SUPERVIVENCIA

La sobrevivencia del centro de la Ciudad de Monterrey está en juego, y al expresar la sobreviviencia, me refiero a lo que ésta textualmente significa.

Los síntomas actuales que se manifiestan van encaminados precisamente a precipitar el fin de sus escasos niveles de seguridad, vialidad, comercialización y plusvalía, (ya no hablemos de términos habitacionales).

La transformación se está violentando hacia enfermedades urbanas que no son dignas de ejemplo, tal es el caso de la contaminación, inseguridad, congestionamiento, hacinamiento, promiscuidad y mendicidad en un lapso de tiempo que no será mayor o igual por el que ha permanecido olvidado, esto es en la primera década del año 2000.

RECEPTOR DE PROBLEMAS

Lo anterior no es un problema que le atañe sólo a la ciudad de Monterrey, ya que en todo caso, es el receptor del flujo vehicular y en el mejor de los casos, sus avenidas son utilizadas prácticamente como grandes retornos del transporteurbano del área metropolitna, tal es el caso de las avenidas Juárez, Cuauhtémoc, Arteaga, Reforma, Padre Mier, Ocampo, etc.

La transformación del uso del suelo en el gran centro de Monterrey se ha ido dando prácticamente sola, de hecho la microzonificación para este caso parte de lo que ya existe.

Ante la falta de garantías para la expansión y asentamiento de la familia, los hijos hemos emigrado a zonas más residenciales, debiendo de abandonar los antiguos barrios en busca de mejores expectativas para nuestros descendientes.

TRANSFORMACIÓN ANARQUICA

Las antiguas casas habitación han cedido a esta presión, y se han transformado aceleradamente en oficinas, comercios, talleres, restaurantes, centros escolares, antros de vidio, etc.

Esta transformación se ha dado en la anarquía, violando todo reglamento existente, sin importar si se cumple o no con requisito mínimos de seguridad, higiene, cajones de estacionamiento, etc.

Esta violación sistemática ha propiciado a su vez la insuficiencia de los servicios públicos ante el reclamo diario de mayor capacidad de infraestructura eléctrica, de gas, agua y drenaje, y evidentemente sobresaturación de las antiguas calles e insuficientes avenidas “”nuevas”.

INTENCIÓN Y PRINCIPIO DE SOLUCIÓN

El 23 de enero de 1984, a través de un decreto del Ejecutivo estatal, se reconoce la existencia de la zona conurbada integrada por los siete municipios del área metropolitana, siendo estos: Monterrey, Apodaca, San Nicolás de los Garza, General Escobedo, Guadalupe, San Pedro Garza García y Santa Catarina.

La importancia de este hecho lo constituye la intención de sentar las bases para el desarrollo organizado de estos municipios, reconociendo y señalando la importancia de la elaboración de planes y proyectos conurbados.

Recientemente se acaba de dar el segundo paso para lograr los objetivos de control, existe ya a iniciativa de la Secretaría de Desarrollo Urbano el “”Plan de Desarrollo Urbano del Area Metropolitana de Monterrey 1988-2010”, aprobado por el Ejecutivo estatal el 1 de noviembre de este año.

De sus planes objetivos y expectativas de funcionamiento, ya tendremos tiempo de comentar en siguientes artículos.

ACCIONES PRIORITARIAS

Independientemente de la formulación de planes bien intencionados por evitar el crecimiento desordenado, se requiere de la firme determinación de corregir el desorden actual reflejado en la vialidad.

Es aquí en donde se presenta la oportunidad para que el Lic. Sócrates Rizzo, Alcalde electo de Monterrey, lleve a cabo sus planes de transformar y mejorar las condiciones del centro de la ciudad, y asumir el liderazgo que le otorga la situación de representante ya no sólo de Monterrey, sino del área metropolitana de Nuevo León.

Consciente de esta representatividad ha convocado desde ahora a la participación conjunta a los demás alcaldes del área a la proposición de soluciones a los problemas comunes.

Dentro de estos planes, deberá dársele un lugar prioritario a la vialidad del primer cuadro de Monterrey, un primer cuadro que se ve afectado por la influencia de toda una área metropolitana.

Acciones tendientes a la ampliación y apertura de nuevos y necesario pares viales, tanto en el sentido norte-sur, como en el oriente-poniente.

PROPUESTAS DE MEJORÍA

Las obras que ya no pueden rezagarse por más tiempo son:

1.- Ampliación de la Avenida Venustiano Carranza de Madero hacia el sur con su respectivo puente sobre el Río Santa Catarina.

2.- Prolongación de la Avenida Bernardo Reyes hacia el sur a través de la calle de Alvarez y Zarco frente a La Purísima.

3.- Prolongación de Juan Ignacio Ramón y Padre Mier tanto al oriente como al poniente, desde Constitución hasta El Obispado, intersectando con la Avenida Simón Bolívar.

4.- Túnel o paso en la Loma Larga para la prolongación e interconexión de las avenidas Pino Suárez y Cuauhtémoc con la Avenida Lázaro Cárdenas (antes Las Torres).

Transformar a Monterrey es acción sólo para hombres de un tiempo circunstancial. Respetar, conservar y perpetuar el patrimonio de Monterrey son acciones de hombres del mañana.

 

 

 

 

 

 

La proliferación de puesteros, el exceso de usuarios y de camiones urbanos en el centro de Monterrey está minando la seguridad, vialidad, plusvalía y comercialización de esta zona.

About Jorge Longoria

Analista Urbano y experto en Planeación Estratégica de Ciudad. Su experiencia en el ámbito urbano datan desde 1981 y se desempeña como Analista, Planificador y Consultor Urbano, además de dictar Conferencias en diversos Foros y agrupaciones profesionales. estudiantiles y organizaciones ciudadanas. Twitter: @JorgeLongoria

Check Also

Fashion Drive 1

Fashion Drive: “Preocupa la parcialidad de la autoridad”

Víctor Gómez @vic_gr | Publimetro Monterrey Análisis de Jorge Longoria, urbanista:  Lo que esto manifiesta es ...

Deja un comentario