Mantenimiento Periódico o “de Periódico”

El Norte / Locales / PULSO URBANOPor: Jorge Longoria

Mantenimiento periódico o “de periódico’ Aparece hoy nuevamente la columna sobre urbanismo y vialidad, escrita por el Arquitecto Jorge Longoria

Tanto en una ciudad cosmopolita, como en un poblado aislado, debido a la acción del tiempo y al uso cotidiano de sus vías públicas, éstas se deterioran y por lo tanto requieren de su mantenimiento para conservarlas en buen estado.

El mantenimiento se da por alguno o varios factores de los siguientes: porque es el paso obligado del gobernante o político de moda, porque se avecina la visita del Presidente de la Nación, porque de plano ya estaba muy descarado lo maltratado de la vía y los vecinos bloquearon la calle, porque el periódico El Norte convocó al concurso del “”Bache”, porque es cambio de mandos municipales y “”hay que poner el sello nuevo”, porque la gestoría en tiempos de elecciones fue efectiva, o porque de plano es la avenida mas requerida y vista por el usuario.

Los casos anteriores se dan en las avenidas llamadas primarias, ya que son a éstas, a las que normalmente se les “”pone atención”.

Otras no menos importantes, pero que por no estar dentro de los “”requisitos” anteriores, son a las que, cuando les llegan a dar su manita de gato, catalogamos como “”MANTENIMIENTO DE PERIODICO”, ya que requieren de la presencia de la prensa para publicitar su acción.

Pero no crea usted que todo gira en ese sentido, para nuestra fortuna y a fuerza de ser sinceros, debemos de reconocer y exaltar, a los que solo por sentir que deben cumplir con su función de servicio público se esfuerzan por conservar la imagen o tradición que reciben bajo su custodia.

¿Ejemplos de lo anterior? Un municipio ubicado a 22 kilómetros al norte de Monterey por la carretera a Nuevo Laredo, su nombre: Ciénega de Flores.

Tal vez cuando usted haya requerido pasar por él, sin buscarlo, percibió la sensación de ORDEN y LIMPIEZA que le da precisamente el “”MANTENIMIENTO PERIODICO”, que le ha permitido conservar su plaza y calles limpias, con los cordones de banqueta de un impecable amarillo tráfico, su camellón con macetones blancos, las fachadas de sus casas uniformes y arregladas, y la casi nula presencia de anuncios luminosos, si acaso 4 (que, por cierto, deberían de evitarlos). !Vaya!, ni siquiera agentes de Tránsito que estorben la circulación.

Es evidente que ante la sorpresa instantánea de lo que se percibe, inconscientemente, uno aminora la velocidad, ya que, el orden invita al orden.

Caso contrario lo que se percibe en Sabinas Hidalgo, donde uno aminora la velocidad por el desorden vial ocasionado por la falta hasta de cordones de banqueta. O, por ejemplo, municipios sin pena ni gloria, que uno los pasa sin percatarse de que existen, caso el de Vallecillo.

Algo semejante a lo anterior, se repite en los municipios conurbados del área metropolitana, ya que no es lo mismo circular por la Avenida Simón Bolivar o Prolongación Madero, al poniente, en la Ciudad de Monterrey, que circular por la Avenida Santa Barbara o Calzada del Valle, en San Pedro Garza García, ya que las primeras, son ejemplos del descuido y desorden y en las segundas se presenta lo contrario.

Tal vez los argumentos justificantes para el descuido en el mantenimiento de las avenidas, primarias y secundarias (ya no hablemos de terciarias), sea la escasez de recursos económicos destinados a este rubro, y si éstos son escasos, por qué no la Cámara de Diputados reglamenta el criterio a seguir en el mantenimiento de las calles y avenidas.

No deja de llamar la atención el hecho de que cada tres años, cuando entra una nueva administración municipal, a pesar de ser del mismo partido político, se empeña en “”colorear” con su prototipo de color cuanta propiedad o derecho municipal exista, ignorando situaciones tan elementales como la normatividad internacional del código para la vialidad, como lo es el amarillo tráfico.

Así, por ejemplo, tenemos que, en el municipio de San Nicolás de los Garza, en la carretera que va hacia el aeropuerto, pintan de rojo combinado con amarillo el camellón central y los arbotantes en su base.

En Monterrey, se les ocurrió pintar a la tipo refresquería de naranja y blanco las guardas viales y barandales de los puentes y avenidas.

En San Pedro Garza García, los más correctos, el inobjetable amarillo tráfico, que contrasta fuertemente con el modelo refresquero anterior. (Basta ver el puente Miravalle que divide a los municipios en cuestión).

Tal pareciera que cada tres años se inicia de cero, y que el único programa preestablecido se basa en repintar lo pintado, pero con el color que más le guste al Sr. Presidente Municipal.

Ejemplos de falta de mantenimiento durante varias administraciones municipales, abundan en el estado, y esto sucede porque los escasos recursos son aplicados repetitivamente a los mismos objetivos cada tres años, cuando lo razonable sería un programa cíclico y rotativo de un mantenimiento periódico, y que en todo caso, el objetivo fuera el de revitalizar su color y no el de repintar con otro color.

Con lo anterior, los alcaldes se evitarían desequilibrios con la ciudadanía, ya que en lugar de tratar de someter al orden a través de los recaudadores y camuflageados agentes de Tránsito, invitarían al orden siguiendo el ejemplo del modesto y particular municipio de Ciénega de Flores.

Hagamos votos porque los próximos alcaldes coincidan al menos en la estandarización del criterio sobre el uso del color, para que así, se establezca el punto de partida y base futura de la programación cíclica del MANTENIMIENTO PERIODICO, (que difiere del MANTENIMIENTO DE PERIODICO) a cada vez más avenidas en el área metropolitana, a pesar de que el periódico se quede “”sin noticias” periódicas.

 

 

 

 

 

 

 

En San Pedro Garza García, la Avenida Vasconcelos está delimitada en todos sus tramos.

 

 

 

 

 

 

En Monterrey, la Avenida Simón Bolívar luce descuidada.

About Jorge Longoria

Analista Urbano y experto en Planeación Estratégica de Ciudad. Su experiencia en el ámbito urbano datan desde 1981 y se desempeña como Analista, Planificador y Consultor Urbano, además de dictar Conferencias en diversos Foros y agrupaciones profesionales. estudiantiles y organizaciones ciudadanas. Twitter: @JorgeLongoria

Check Also

Fashion Drive 1

Fashion Drive: “Preocupa la parcialidad de la autoridad”

Víctor Gómez @vic_gr | Publimetro Monterrey Análisis de Jorge Longoria, urbanista:  Lo que esto manifiesta es ...

Deja un comentario