Edificios en la Sierra tienen alto riesgo

El Norte / Locales /Especial

Por: JOSE LONGORIA TREVIÑO

El derrumbe del edificio de departamentos de la Colonia Sierra del Valle la semana pasada fue ocasionado por la inestabilidad geológica del suelo prevista desde 1986.

En una conferencia sobre “”Riesgos Geológicos en la Urbanización”, dictada por el suscrito ante miembros del Colegio de Arquitectos de Monterrey el 25 de julio de 1986, hacía resaltar la necesidad de realizar estudios de evaluación geológicos antes de costruir en la Sierra Madre.

El edificio estaba asentado sobre la costra de aluviones inestables (depósitos de fragmentos de rocas producidas por la erosión de estratos anteriores), que con las lluvias y con el tiempo tienden a aumentar su grado de inseguridad.

Al igual que edificio colapsado, otros inmuebles multifamiliares del sector construidos en forma similar tienen un alto riesgo de correr la misma suerte, por lo que se recomienda un dictamen pericial a fondo que determine no sólo la calidad de la construcción, sino la estructura geológica del suelo en el que están levantados.

La planificación arquitectónica y construcción de estos edificios puede ser segura para suelos estables o planos, pero en la zona de la Sierra Madre donde se edifican necesita de una implementación tecnológica muy avanzada.

Esto representaría altos costos para las constructoras que en el mejor de los casos optan por abandonar el proyecto y buscar sitios más viables.

La futura urbanización en zonas altas, como cerros, lomas y el frente de la Sierra Madre, deberá contener un previo análisis de riesgos geólogicos que garanticen la seguridad de la construcción.

 ASENTAMIENTO GEOLOGICO DEL AREA METROPOLITANA

La geología como parte de las ciencias naturales juega un papel fundamental en el desarrollo de las comunidades urbanas.

Desde los comienzos de la humanidad, las culturas antiguas han estado muy concientes del papel que juegan ciertos fenómenos naturales, como avalanchas, desplomes de tierra y temblores, por lo que a través de los años han aprendido a vivir en armonía con los mismos.

En la era moderna han sido denominados esos fenómenos “”riesgos geológicos” y en algunos casos, como el del área metropolitana de Monterrey, es palpable que no estamos preparados para convivir con ellos.

Los “”riesgos geológicos” son fenómenos naturales que, aunque impredecibles con precisión matemática, sí se puede adecuar la tecnología para hacerles frente y de esta manera las pérdidas económicas y de vidas humanas se minimizarían.

El caso del huracán “”Gilberto” nos hace reflexionar y nos pone en alerta sobre el marco geológico del área de Monterrey.

La situación fisiográfica de Nuevo León, y en particular de Monterrey, hace indispensable tener conocimientos sobre las condiciones geológicas de sus alrededores.

Cabe señalar aquí, que por definición, un riesgo geológico es todo aquel fenómeno natural que pone en peligro la vida humana. Entonces “”Gilberto” es un ejemplo del caso.

Se pensará que hay pocos “”Gilbertos”, pero desafortunadamente la ubicación del área metropolitana y su crecimiento acelerado nos expone a otros riesgos geológicos que viven a diario con nosotros.

Se ha observado que a través de historia poco hace la gente para prevenir catástrofes en caso de que los fenómenos decidan ponerse en acción.

La naturaleza misma de la Sierra Madre Oriental con cambios abruptos en el relieve, traen consigo otros riesgos, tales como deslizamientos de masas rocosas y avenidas torrenciales de agua.

También es importante señalar que el grado de peligro de un “”riesgo geológico” se puede medir por la periodicidad de su ocurrencia.

Monterrey, por ejemplo, está considerada por los expertos en la materia como una ciudad de alto riesgo geológico.

Basta tomar en cuenta que un ciudadano de 40 años ha visto en el lapso de su vida dos catástrofes como la de las tormentas tropicales “”Gilberto” y “”Beulah”, cuyas torrenciales e incontrolables aguas pusieron en peligro la existencia de la comunidad.

DESCRIPCION DE RIESGOS GEOLOGICOS

Durante el recorrido que realicé a diversas zonas altas del área metropolitana de Monterrey para evaluar los riesgos geológicos, se evidenciaron características muy heterogéneas de la conformación de la Sierra Madre y otros cerros.

Esto resaltó la necesidad de un conocimiento más específico de los rasgos geológicos en que está asentada la zona urbana.

En esta zona hay un marcado quiebre topográfico, común para todo el frente de la Sierra Madre Oriental, que alcanza una elevación de hasta mil 600 metros sobre el nivel del mar.

También se observan en la parte media ciertas acumulaciones rocosas constituidas por aluviones (materiales erosionados en tiempos pasados de la parte alta de la Sierra y que ahora se encuentran acumulados en partes más bajas).

Y es aquí donde radica el principal problema.

La mayor parte de las edificaciones están asentadas en estos “”promontorios” de aluviones, considerados costras agregados a la Sierra Madre en tiempos geológicamente recientes.

El espesor de estas costras es muy variable, pero se estima que lleguen a alcanzar hasta 300 metros.

La ubicación de los desarrollos urbanos en esta parte de la Sierra Madre los ponen en una situación crítica de alto riesgo geológico, porque los aluviones, además de las características mencionadas, tienen la tendencia a ser inestables, lo que en la geología llamamos “”deleznables”.

Otra variedad de estos materiales puede cementarse y convertirse en sustratos duros, los cuales son tan peligrosos como los deleznables (inestables), ya que son susceptibles a resquebrajarse.

La distribución lateral de esos dos tipos de aluviones en la falda de la Sierra es muy irregular, por lo que predios adyacentes pueden correr con suertes distintas.

ALUVIONES DE SIERRA DEL VALLE

El edificio colapsado en Sierra del Valle fue construido sobre el primer tipo de aluvión, el inestable, mientras que el edificio adjunto corre la suerte de estar asentado en el aluvión rocoso.

Es de vital importancia señalar que las edificaciones futuras en esta parte de la Sierra Madre deben de tomar en cuenta estas conformaciones.

Otro “”riesgo geológico” en la Sierra Madre los representan las caídas libres de gigantescos bloques rocosos, que pueden generar avalanchas de masas rocosas.

Estas avalanchas son un fenómeno natural en cadenas montañosas de relieve pronunciado como la Sierra Madre, sin embargo, por el acelerado proceso de urbanización en esta localidad ha provocado un rápido proceso de deslave.

El trazo de calles provoca un desequilibrio de los taludes con el consecuente desplome de masas rocosas, las cuales se ven aceleradas por las corrientes de agua en temporadas de lluvias.

COLONIA VALLE DE SAN ANGEL

Un caso de aceleración del “”riesgo geológico” por la urbanización se ve en la Colonia Valle de San Angel, entre las calles San Angel y Uxmal, en donde la construcción de ambas arterias trajo como resultado el desequilibrio del talud de la falda de la Sierra.

Esto genera un riesgo ecológico latente representado por el potencial desplome del bloque rocoso en la calle Uxmal y el constante deslave del talud de aluvión inestable de la calle San Angel.

Consecuentemente tres edificios ubicados en el sector, aún en construcción, ya están considerados como construcciones de alto riesgo.

Otro aspecto importante es la existencia en esta misma falda de la Sierra Madre Oriental de una falla geológica detectada hace más de 30 años denominada “”Falla de Cabalgadura Frontal”, y que debe de tomarse en cuenta para futuras edificaciones.

Esta falla constituye un movimiento horizontal de capas rocosas que eventualmente colocarían en peligro lo que se edifique sobre ellas.

FALLA DE LA LOMA LARGA

Los cortes de varios cerros de la localidad provocados por la urbanización facilitaron la detección de una falla geológica en el Cerro Loma Larga.

La anomalía se encuentra en el corte de la Avenida Gómez Morín, en donde varios estratos de rocas reflejan las deformaciones sufridas por el cerro a través de varios procesos geológicos.

La constitución de estas capas rocosas dan como resultado la generación de planos de debilidad causantes de una falla geológica.

En los edificios existentes y en los que se construyen actualmente en la cumbre de este cerro -La Diana, El Capitolio- es básico que hayan considerado en los cálculos de construcción por su altura los rasgos geológicos señalados.

Desde el punto de vista teórico, la edificación de inmuebles encima de la Loma Larga y sobre todo, a lo largo del plano de debilidad de los estratos agrega una carga extra considerable que aumenta el riesgo geológico de la zona.

TALUDES PELIGROSOS

La disposición y arreglo de los estratos rocosos en los flancos de la mayoría de los cerros del área metropolitana debe conocerse con anticipación antes de planear su urbanización.

Los ángulos abruptos (muy pronunciados) naturales de los estratos están en relación directa y propensos a deslizarse.

Así, pendientes abruptas con ángulos de hechado (inclinación de los estratos) grandes conforman altos “”riesgos geológicos”, que de no tomarse en cuenta provocarán deslizamientos de masas rocosas con consecuencias graves, sobretodo en áreas densamente pobladas.

Ejemplos de este tipo son comunes encontrar en toda el área metropolitana como la construcción de edificios en el flanco suroccidental de la Loma Larga a la altura de Gómez Morín.

Otros de los casos se observa en el nuevo libramiento vial Balcones de Monterrey, donde ya se observan derrumbes de estratos rocosos, a pesar de los esfuerzos de los constructores por detenerlos.

Han implementado soportes de poca fuerza que en caso de deslizamientos no detendrían el peso del talud.

 RETOS PARA CONSTRUIR EN LA SIERRA

Del análisis realizado se desprende que las edificaciones en la Sierra Madre y zonas altas del área metropolitana representan un alto riesgo geológico.

Las futuras construcciones deberán estar sustentadas en un estudio geológico previo y bajo una supervisión directa de técnicos especializados en esta materia.

Sería prudente que las autoridades responsables de la autorización del uso de los suelos exigieran a los potenciales constructores en la Sierra Madre una evaluación de los riesgos geológicos.

Y aunque la construcción de casas de una planta no representa un peligro mayor de derrumbes, sí están expuestas a los desprendimientos de rocas de las partes elevadas de la Sierra.

El costo que representa construir un edificio de varios pisos que se considere seguro en esas zonas es muy elevado y la continuación o aplazamiento de las obras dependerá de la capacidad monetaria de los posibles constructores y consumidores.

Debemos de recordar que los avances tecnológicos en la construcción, conjugados con el conocimiento del suelo en el que se construye y sus riesgos, permiten hacer frente a los retos de la naturaleza.

 

 

 

 

 

 

About Agencias y Medios

Información de Agencias Noticiosas y Medios de Comunicación de los cuales se citan los créditos con estricto respeto a los derechos de Autor.

Check Also

La propuesta es que los autos no residentes no puedan ingresar

San Pedro: El daño ya esta hecho. Se requiere innovación en movilidad

Rodolfo García  | ElHorizonte.mx El daño ya esta hecho, afirma Jorge Longoria Debe impulsarse el ...

One comment

  1. Yo tengo una propuesta perfecta para que no se caigan los edificios en la sierra: No construir allí.

Deja un comentario